29.9.11

Ella es el charco donde se reflejan las historias.
Las historias son simples como la vida cotidiana.
Sujeta las frases con fuerza, pero se le escapan por el desagüe invisible más próximo.
Solo si desaparece, lejos de ella misma, puede situar la palabra en otros mundos menos visibles.
¿De qué estrella caerías tú?

10 comentarios:

  1. Me fascinan las historias simples. Son las más bonitas *

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  2. Eleanor Smith,
    tienes razón, y a veces nos encanta complicarlas.
    Un abrazo, o dos.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo tengo una inquietante propension marginal a caerme, no se si de alguna estrella o de luna, sobre todo si con ello causo un estropicio escasamente razonable...

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  4. Leo lo atrasado y tus historias me atrapan. Estoy bien agarrada a tu estrella.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ANTIQVA,
    todos nos caemos de las nubes y hasta a veces nos damos de bruces en el suelo, pero siempre nos levantamos o nos levantan, yo la última vez que me caí, en la calle, si no llega a pasar por allí un señor que me levanta...
    Un abrazo.


    M. Samsa,
    tú eres una ella, una ella muy ella, quiero decir muy personal y original, con luz propia, la veo cada vez que leo tus poemas.
    (¡tienes chispa!)
    Un abrazo.


    Isabel,
    las estrellas se pagan, nacen otras, y así van las historias del...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Sé que sabes que de esta ciudad no me he ido nunca... y es precisamente por estas frases sujetas, estas distancias que sólo aquí pueden darse, esta tan bien contada vida cotidiana.
    Gracias, Alfaro.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  7. yo? de casiopea...en esa constelación hay un charco sencillo y claro. te espero allí.*

    ResponderEliminar
  8. lejos de ella misma, sin mediación alguna, como un espejo de la realidad.A veces somos nuestro peor obstáculo...

    ResponderEliminar
  9. Gloria,
    muchas gracias por tus plabras, sabes que estás por las calles de esta ciudad.
    Un abrazo grande.


    Rayuela,
    en el agua se refleja todo, y se ven dos mundos.
    Nos daremos una vuelta por Casiopea.
    Un abrazo grande.


    Ico,
    lejos de un mundo para escribir otro mundo, a veces no es necesario desaparecer, otras, sí.
    Y es cierto que a veces somos nuestro peor obstáculo..
    Un abrazo grande.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar