16.9.11

10

Es muy grave -dice una comunera-, pero que muy grave, que esta planta creciendo hermosa como un árbol se haya reducido a la mitad y tenga las hojas enfermas y gotas de agua en el envés.

Es tan grave, tan grave, que cuando este espécimen de mujer voceadora no esté, la planta árbol se irá al contenedor de basura de portería. Mis ojos ya echan chispas. Hoy no me traslado en carritos, he de alimentarme de hojas vegetales y ensordecerme con los ecos de los gritos que se oirán mañana, cuando descubran la ausencia de la planta gigante. Hombre chispa entenderá que me deshaga de pertenencias que solo ocupan lugar.

2 comentarios:

  1. te comiste la planta, chica chispa?*

    ResponderEliminar
  2. Rayuela,
    creo que su intención era hacerla desaparecer..., pero...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar