2.8.11

Localismos

Era como un guardián de la pradera
quedaba tan quieto sobre el lugar como un espantapájaros
sobre un campo de cosecha recién sembrada
cuando el río se desbordaba hacía volar las aves
si le descubríamos una lágrima nueva
se convertía en un ente atemporal
como nosotros cuando éramos niños
sin saber qué eramos

a cortar cabezas a cortar cabezas
se lo escribieron para ella en el cuento
rodaron palabras a sus pies
niña
a sus pies parapente

no era un perro de presa ni un caniche
ni el último insecto arácnido descubierto
por la ciencia ignorante del mundo
que vive en el bosque bajo piedras y hojarasca

no han llegado los cormoranes
a pesar de ser un agosto frío y húmedo
solo ha llegado el barco del instituto oceanográfico
el barco nunca llega a las praderas
pero es divisado desde ellas
por el guardián

1 comentario:

  1. lo que mejor se aprenden y nunca olvidan es lo de cortar cabezas

    ResponderEliminar