23.6.11

Undécimo laberinto

Recoger la lluvia para los días de calor y de sequía que vendrán. Recogerla sobre los ojos. Ojos recipientes de las últimas lluvias. Conservar el verde y el día gris. No me cantes si no traes en la voz las gotas de las últimas lluvias que caen antes de que llegue el sol del verano. 
Y cuando comience a caer el sol olvidar el fuego.
El lugar vacío de las hojas.

6 comentarios:

  1. me interno en este laberinto...aquí llueve...demasiado.


    besos*

    ResponderEliminar
  2. Rayuela,
    que llueva, sin inundar,
    nosotros tendremos una ola de calor este fin de semana y no me gusta el calor, me quedo con la lluvia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Las dos con la lluvia, que coincidencia tierna!
    A mí me alegra la lluvia, las gotas caen y me traen vida.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. eso hago yo ahora en invierno

    ResponderEliminar
  5. No me cantes si no es para aliviarme el calor y la desazón..

    ResponderEliminar
  6. Ah, a mí me encanta el sol y el calor, pero también me encanta esta invocación al agua.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar