1.6.11

Noveno laberinto

Decidida a abandonar, abandono a la extranjera en la que me he convertido durante veinte días y con la que he convivido en un mundo ilusorio y alegre a veces. Me regreso desde cualquier punto oscuro, después de un suceso semejante lo de menos son los puntos de partida y de horizonte. Me hartan los dogmas y me fascinan los sin ley, no solo cuando me muevo en mundos interiores.
Hay gente que abraza con los puños cerrados.
Impostura.

7 comentarios:

  1. recorro este noveno laberinto sin imposturas.
    hasta cuándo se sosiene la extranjería?
    hasta cuándo se sostiene el mundo?
    nos sostienen?

    besos*

    ResponderEliminar
  2. Y yo que estoy mediatando la idea de ser "extranjera".

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  3. "El descontento es el primer paso en el progreso de un hombre o una nación", decía Oscar Wilde.
    Buen día! Bss
    Olvido

    ResponderEliminar
  4. Lo de abrazar me lo he imaginado y me da miedo...

    Besos y con las palmas te soplo una sonrisa.

    ResponderEliminar
  5. Rayuela,
    siempre somos extranjeros,
    el futro qué será?
    Un beso.



    Eleanor Smith,
    pues lo eres auqnue te parezca que no, en cuanto des un paso de más hacia el norte, por ejemplo.
    Un beso.




    Olvido,
    'descontento' es una palabra demasiado suave...
    Un beso.



    virgi,
    fíjate cuántas personas se brazan con los puños cerrados, muchos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. qué bonito texto, MJ.

    Abrazo con las manos abiertas.

    C.

    ResponderEliminar
  7. Carla,
    muchas gracias,me alegra saber que te gusta este laberinto.
    Otro abrazo, grande y con las manos abiertas.

    ResponderEliminar