3.6.11

15 M

Se fue mayo y es junio.
Me gustaría que el 15M se llamara el mayo de los girasoles y que los girasoles girasen lenta e interminablemente sobre todos los campos de la tierra, que no dejasen de girar.

10 comentarios:

  1. Comparto tu deseo, MJ.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  2. yo estoy segura y además saben la dirección de la luz.

    besitos

    ResponderEliminar
  3. Qué preciosa metáfora! Girando y girando llenos de luz...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Mayo siempre fue un mes para la esperanza. Conservemos ese espíritu, porque es hora de compromisos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. la inmensidad de los deseos en tus letras, gracias y fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gloria,
    muchos compartimos la misma idea, quizá no sea suficiente...,
    pero los girasoles tienen el color de la luz y giran alrededor del sol todos los días...,y alguien los llevó, y a su alrededor los temibles 'podadores'.
    Un beso.



    Rayuela,
    eso parece, pero la resistencia, resistir como tú dejaste escrito hace unos días en un comentario es ahora lo que importa, la resisitencia, el no rendirse y no dejar que lleguen, porque si llegan acabarán con todo, y están llegando.
    Un beso.



    virgi,
    es maravilloso ese saber girar hacia la luz.
    Un beso.




    Bel M.
    es la naturaleza, y ahora lo hemos traspasado a una realidad urbana y social.
    Gracias.
    Un beso.




    Dédalus,
    mayo..., yo fui a un colegio de monjas y mayo era el mes de 'con flores a María que madre nuestra es'.Me gusta más el mayo de ahora.
    Un abrazo.



    antonio manuel fernández morala,
    el poder, la economía que ahora y siempre es el poder, lo absorve todo tan rápidamente, lo asimila todo,que si dejamos que nos hagan dar este paso atrás en lo social... seremos devorados y vueltos a la época feudal, aunque la pirámide social es la misma, el pueblo sigue siendo la base de la pirámide, los otros dos estamentos siguen ahí pero con distintos nombres.
    Así que deseemos intesamente que no dejen de girar los girasoles del 15 m.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  7. Ojalá, MJ.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. Me apunto al mayo de tus girasoles. Estoy en Santiago. Aprovecho para enviarte este poema (que supongo, conoces) de Curros Enríquez, 1880:

    Ahí ven o maio
    de flores cuberto…
    Puxéronse á porta
    cantándome os nenos;
    e os puchos furados
    pra min extendendo,
    pedíronme crocas
    dos meus castiñeiros.

    Pasai, rapaciños,
    calados e quedos,
    que o que é polo de hoxe
    que darvos non teño.
    Eu sonvo-lo pobre
    do pobo galego:
    pra min non hai maio,
    ¡pra min sempre é inverno!

    Cando eu me atopare
    de donos liberto
    e o pan non mo quiten
    trabucos e préstamos,
    e como os do abade
    florezan meus eidos,
    chegado habrá entonces
    o maio que eu quero.

    ¿Queredes castañas
    dos meus castiñeiros…?
    Cantádeme un maio
    sin bruxas nin demos,
    un maio sin segas
    usuras nin preitos,
    sin quintas nin portas,
    nin foros nin cregos.

    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  9. Sería el mejor espectaculo del mundo... la tierra girando en todas direcciones

    ResponderEliminar