12.5.11

2

¿Dónde vivía el hombre del saco?

en la boca del miedo
en la ventana abierta y que el miedo cerraba

alguna vez vimos un saco
alguna vez vimos varios sacos
dentro había carbón o piñas o patatas

el miedo estaba en los ojos de los niños que miraban los sacos

y si un hombre caminaba llevando algún saco
el miedo que salía de las bocas de los niños gritaba
y gritando llegaban a sus casas
y hacían que se cerraran todas las puertas y ventanas

(De Cuando lo normativo se impone a lo sensitivo)

6 comentarios:

  1. en la boca del miedo
    se suicidó un alma
    deconstruyamos la norma
    no le temamos
    al hombre del saco


    besos*

    ResponderEliminar
  2. Desde pequeños nos inculcan miedos que luego de grandes profundizamos...

    Un beso o 2 ***

    ResponderEliminar
  3. quebremos la normativa
    no le temamos
    al hombre del saco


    besos*

    ResponderEliminar
  4. Cuando la norma ocupa el lugar de lo humano sale el miedo pero también el absurdo.. el hombre del saco, el fondo monetario internacional..e

    ResponderEliminar
  5. Rayuela,
    en mi infancia era muy común atemorizarnos con el hombre del saco, y las mentes infantiles lo jmultiplicaban todo.
    Un beso.



    Ico,
    pues es verdad, mira al hombre del saco actual..., y como sea cierta la última noticia...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. y bueno, es que los niños tienen imaginación sobrada, y es la imaginación que a veces también asusta.
    A mi hay veces que todavía me asusta el hombre del saco.

    Saludos.

    ResponderEliminar