31.3.11

Trepadores

De niña trepaba a los árboles, dicen que siempre fui muy cabra. Ahora trepo por las palabras, a la inversa hacia abajo, y por ellas veo trepadores mejores y más hábiles. Hay otra clase de trepadores entre los que no me encuentro, ay de los trepas-trepas…, dicen las buenas lenguas, las no bífidas, que de ellos es el reino del laurel del reconocimiento y los nombres dorados sobre el frío mármol.

5 comentarios:

  1. en cualesquiera de tus versiones propuestas siempre he terminado desplomado en el suelo

    ResponderEliminar
  2. yo distingo muy bien a dos clases de personas, aunque no siempre las veo venir, no siempre, claro, no. distingo muy bien a los trepas y a los artistas, los calo, a veces al instante y a veces tardo algo más, bueno, con los trepas suelo ser más rápido, nunca, nunca se puede ser las dos cosas al mismo tiempo, es imposible, tú eres una de esas cosas, y trepa, amiga mía, eso no.

    ResponderEliminar
  3. Jesús Garrido,
    me sucede lo mismo, no veo mucho más allá de mis pies.


    Velister,
    creo que sí se puede ser las dos cosas, no son excluyentes, me libro de prejuicios y los miro, los veo adaptarse, incluso algunos se ven más 'mejorados', pero el tiempo dirá.
    Yo no trepo porque no valgo para trepar,me rechinaría la vida mucho más.
    Muchísimas gracias por tus palabras, y por la música que vas dejando en el blog 'musical'
    abracísimos.

    ResponderEliminar
  4. Pues sigue trepando con tus letras que lo haces muy bien y a mí me gusta mucho.

    Un beso o 2 *

    ResponderEliminar
  5. Y por si quedaba alguna duda todavía, eres artista ;)

    Más besos *

    ResponderEliminar