5.3.11

En cualquier mundanal mundo 7

desde el desierto y las tormentas de arena
al esplendor de las ciudades
de los antiguos burgos transformados
nadie mira ya hacia allí
ahora cae la nieve sobre la ciudad
y un esplendor blanquecino pinta con transparencias nuevas el ojo
antes de divisar el nido oculto de azulones
que sobrevuelan las aguas

2 comentarios:

  1. Ser tan sutil, ser tan transparente que nada altere ese fundamento sagrado. Todo nuevo impoluto nevado...
    Ojalá nevara un poco por aquí y aliviara este viento que no se acaba de llevar el invierno/infierno.

    Grande te abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hoy veo el sol al otro lado de la ventana.
    Aún así he viajado desde las arenas del desierto, bajo una tormenta atroz, hasta la fría nieve, y he recordado los azulones sobrevolando un agua turbia.
    abrazos.

    ResponderEliminar