25.3.08

Cortes

Y aparece ella, y me recorta con un bisturí impreciso y oxidado, ella en mí es cruel y vengativa, trocea mis venas mientras te sueño, mientras te pregunto dónde estarás tú ahora. Quito etiquetas y ella, detrás colocándolas, cada etiqueta lleva una palabra, yo escribo y ella borra, ¿o es al revés? Los niños están dormidos, todos dormís mientras yo me afano en dejaros la sangre recién licuada de las arterias en vasitos de plástico. Yo me reparto en ti y en él y en vos que sois todos. Lloro piedras y te las envaso en gránulos concentrados para toda clase de dolores. Y ella corta y corta y recorta y desaparece mi sexo y ya no tengo uñas de tanto arañar su sombra. Si me giro, ella huye hacia ti. Ella siempre llega a ti antes que yo y te ofrece sus caderas, deja sus zapatos sobre la alfombra y entonces la veo desaparecer, porque me arranca la mirada para que no te vea. En ruido de plásticos envuelvo mis ojos y sólo entonces desaparezco yo también, como ella, en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario