14.2.11

Inacabados

A veces sueño que tengo algo pendiente muy importante por hacer y se va trastocando todo hasta convertirse en pesadilla que invariablemente me despierta. Y, despierta, me doy cuenta de que no es tan importante. Hay caminos que no quieres volver a recorrer ni para terminarlos. Sin embargo, mis huesos seguiría poniéndolos a los mismos pies del tiempo, a los pies de tus pies, porque cuatro pies hacen un mundo azul y oscuro, un camino verde, un refugio al viento, una casa abierta, una ventana al mar, una mirada dentro. Incluso un infinito acabado.

4 comentarios:

  1. De esas cosas que lees y sabes que son de verdad. Precioso!

    ResponderEliminar
  2. Hoy he vuelto a pasar por aquel camino verde. Pura poesía.

    ResponderEliminar
  3. Yo también tengo a veces ese sueño/pesadilla. Imagino que se trata de algo común en las personas inquietas que tenemos muchos frentes abiertos y vamos dejando cosas cumuladas en el montón de "tareas pendientes".
    Gracias por compartir la experiencia y por recordarmen que nada es tan importante.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a l@s tres por vuestros comentarios,
    abrazos.

    ResponderEliminar