8.1.11

No ameno pero locus

...
la próxima vez que usted, doctor, sea una isla
me lanzaré  aguas adentro hacia el mar
y no nadaré
y no flotaré

le prometo trabajar mi verso con cincel
con escarpelo si es preciso
su porción de tierra quedará nítidamente recortada
sobre corazón adentro.

5 comentarios:

  1. Muy bueno ese retorcimiento del sueño renacentista y el poema, me ha encantado. Oh, sí, también yo quiero prometer.
    Un abrazo, Mª Jesús.

    ResponderEliminar
  2. Con cincel está ya trabajado. Ahora a por las tripas.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Alfaro.
    Me recuerda a una experiencia que tuve con un médico, uno que me pronosticó un año de vida...
    Como sabes, no escribo versos, pero usé el cincel para recortar ese mensaje-isla, y aquí sigo aún, jeje.

    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  4. ...a fuego, entonces...

    Besitos

    ResponderEliminar