31.1.11

En cualquier mundanal mundo 1

Me sentaré a tu mesa y compartiremos los alimentos. No tenemos que agradecerle a ningún dios el pan de cada día. Así que directamente comeremos, pan, queso, frutas, nada de carne. No te preguntes si el árbol llorará por los frutos arrancados ayer por la mano de aquel hombre que ni tú ni yo conocemos. Lo natural es alimentarse, comerse unos a otros, en diferente escala. Si decides cambiar de escala, avísame con tiempo. Necesito cerrar los ojos, volverme estéril en alguna parte de mi cuerpo, saber si Gioconda está muerta o en qué Gioconda vive su sonrisa. como en un juego de playmobil  encajar las últimas piezas. Alguien verá, pensará o reirá sobre la sonrisa de los justos  antes de ser nutriente de raíces.

2 comentarios:

  1. comerse unos a otros

    suena bonito, hay amor :)

    bs

    ResponderEliminar
  2. comerse en distinta escala, de animal mayor o más fuerte a animal menor, a pesar de no ser los amyores el hombre, el ser humano, es el que más come, imagínate comemos vacas, aunque nadie compra vaca, compran ternera, pobres terneras. Otros han preferido comer gatos o perros o pollos o atunes o ballenas...
    para l caso.
    A esto me refería.
    En el plano que tú lo has entendido también suele haber canibalismo, siempre somos devoradores a la vez que somos devorados.
    Creo que no me gusta la 'devoración' me gusto entera.
    Abrazos.

    ResponderEliminar