27.12.10

Sección 2

No acabo de decidirme
giro a uno y otro lado
no se trata de lugares
no lugares exteriores
reflexiono sobre qué lugares de mi propia piel

dudo entre el colorido del pato salvaje sobre aguas oscuras
y la mirada de la rana rodeada de hojas verdes

6 comentarios:

  1. Te comprendo perfectamente. Y es difícil ese equilibrio de balancearse entre los dos.
    Un abrazo, Alfaro, y que el 2011 te sea propicio.

    ResponderEliminar
  2. Bel,
    quizá el equilibrio está en permanecer entre los dos 'lugares', la mirada observadora de la rana y el colorido que se exhibe,
    y entre esos dos lugarers un tercer lugar más ajeno: el nuestro sin definir, o definido.
    Te deseo lo mejor para este nuevo año, Bel.
    Un abrazo grande y fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo prefiero la rana. Me encantan las ranas.

    ResponderEliminar
  4. ambos me dan la sensación de naturaleza de campo, de sosiego, de paz interior.. un beso y Feliz año para ti y los tuyos

    ResponderEliminar
  5. Sara Royo,
    yo también, me encanta la mirada de la rana verde medio oculta entre la hojarasca..., pero luego..., levantas la vista y ves el colorido en medio del agua...
    y esta es la base real del poema, ahora falta el salto de ese lugar a nuestro propio lugar.
    Un abrazo grande.


    Ico,
    síen parte es un lugar exterior tranquilo.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  6. equilibrarse
    en
    verde...

    besos*

    ResponderEliminar