17.11.10

Palabra termita

Alguna noche detendré este mundo
de termitas
no las oiré tic tic tic
sobre los huesos
como si fueran madera
milenaria deshaciéndose

corrosivo tic tic tic
sobre el hemisferio derecho
de mi cerebro
el lado que te alberga
en la palabra

ah si fuera el tritón
negro con la fina línea roja
quieto y atento en el camino asfaltado
y jugar a que acaba con todas las termitas
mientras pisa
con el tridente de sus patas
un no se olvide

o si fuera sin más
la termita literaria

5 comentarios:

  1. en la palabra y en la emociones, en el lado más primario del cerebro, en la animalidad al fin y al cabo...

    ResponderEliminar
  2. la termita literaria
    haría palabras
    de no me olvide
    pero no detendría
    el mundo
    tic tic tic

    besos*

    ResponderEliminar
  3. Algo de termita tienes. Cuántas veces cojes la palabra, la atraviesas, hasta convertirlas en esa arena tuya. Tan tuya.

    ResponderEliminar
  4. animalia somos, qué importa de qué pata cojeemos? al fin y al cabo cojeamos cerebralmente de un modo insospechado y nos convertimos en las termitas del 'termitero milenario'.
    Un abrazo, chica de las biscotelas.


    rayuela,
    no se detendrá el mundo pero casi.
    donde dice termita literaria tenia milenaria..., pero dejemoslo en literatura.
    Un abrazo.


    Jose Zúñiga,
    no sé, puestos en el mundo insectívoro dudo entre la termita (¿nunca has oído, en una de esas maderas antiguas, hacer ese ruido....?) y la mosca cojonera cuyo tic tic es inaudible pero mira que es molesta, incordiona...
    así ando con las palabras.
    Este poema, y el de ayer, es de los primeros que escribí por aquí y lo he salvado.
    Un abrazo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Todo lo que carcome al amor, a la vida, que se va deshaciendo y convirtiéndose en polvo.. seremos..

    ResponderEliminar