10.10.10

vasos
rupturalmente comunicados
vasos rotos

los vidrios comunicantes
hechos añicos debajo de sus uñas
de ellos
de sus aletas de peces

el dolor profundo sobre la nuca
colorea los ojos de los últimos navegantes
(de futurible)

5 comentarios:

  1. Peces de colores que mueren en su propia existencia...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, más o menos de eso se tarta.
    abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Casi repetiría una parte del comentario de abajo, la magia, el choque entre palabras, aquí entre vidrios rotos.
    Otro gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. el dolor se hace añicos y no entiende de colores

    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Bel,
    los vidrios rotos hacen que los vasos comunicantes dejen de ser comunicantes.
    Un abrazo grande.


    ana sáenz,
    el dolor no entiende de nada, por más que nosotros tratemos de entender.
    un abrazo grande.

    ResponderEliminar