11.9.10

Objetos perdidos

una llave antigua
un juego de música
una paloma blanca
algún color indefinido
libros de cuentos infantiles
las miradas de los perros
un amigo o dos de varios universos
el olor de la tierra
edificios de ciudad que ya no existe
el cristal de hielo sobre los charcos
la residencia de los ausentes
la nieve de los inviernos
la primera vista de los barcos en el puerto

un pequeño mundo antes de ser nombrado

7 comentarios:

  1. No tan perdidos si los nombras. Su nombre nos los trae.

    ResponderEliminar
  2. Sí, el recuerdo nos los trae, pero...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ...pero solo eso, el recuerdo, tira de los hilos de esas marionetas inmóviles. Yo también lo sé.

    ResponderEliminar
  4. Y los que nunca nombramos, esos sí que estarán perdidos irremisiblemente.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Bonita colección, imposible descartar alguno, y, si me permites, ni son tan objetos ni tan perdidos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Paloma,
    leo tu blog, varias veces he comentado y los comentarios desaparecen...
    lo he dejado por imposible.
    Agradezco tu visita y tus comentarios.
    Un abrazo.


    Nota:
    Lo mismo me sucede con con los blogs de laura Caro, pecera de acedias y alguno más que ahora mismo no recuerdo.

    ResponderEliminar
  7. Coincido, aquello que traemos con el recuerdo deja de estar perdido.


    Besos

    http://lavidaenpixeles.blogspot.com/

    ResponderEliminar