26.8.10

Tratado sobre o de cómo o acerca de cómo

De cómo el mundo llegó a ser un gran campo de magnolios en flor
de cómo el mundo llegó a teñirse de color azafrán a la hora del café
de cómo el mundo ocultó el sexo de las diosas y los vírgenes o viceversa
de cómo en los campos de batalla se repartió el mundo entre los mismos eunucos
y los poetas se perdieron en los cómos y los cineastas filmaron los descuartizamientos
a cámara lenta hasta la grima
de cómo en el mundo existen muchos mundos
de cómo perderse en una tarde de 30º y volver y encontrar el mismo mundo a la vuelta
y de cómo tú
o yo
o cualquier otro insecto insectívoro
cómo
tratándose de  fagocitosis.

7 comentarios:

  1. Cómo le puede ocurrir eso al mundo, Alfaro? Cómo se puede observar tanto desatino, tanto error de Dios, sin fundirse en una lágrima colectiva, sin convertirse en mar?

    ResponderEliminar
  2. el cómo y el cómo, al final nada importa y todos buscamos un por qué

    un abrazo

    ana sáenz

    ResponderEliminar
  3. Sin decirlo, lo dices.
    Y diciéndolo parece que me rodean los bichos...¡uy, qué poco tenemos de humanos!

    ResponderEliminar
  4. Me acabo de fagocitar, voy a vomitarme dentro de un momento.
    Qué mundo tu mundo onírico tan tangible, tanto.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta es mundo de magnolios en flor y de color azafrán...
    sexo de las diosas, en cambio, es sólo para algunas privilegiadas...

    ResponderEliminar
  6. Qué? Cómo? De que manera?


    jajaja

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. En los cómos.., en los por qués..., hurgando en las heridas del paso del tiempo, al quite de la observación, de la existencia, con cada latido de corazón a tumba abierta, repartiendo vida y sentimentos.., abrazos.

    ResponderEliminar