21.8.10

Aire y agua

Un verano puede ser un desierto. una cueva soleada. una puerta sin casa.
Giros sintácticos. palabras que no nacen.
Mínima voz
.

9 comentarios:

  1. Y hasta un invierno puede ser, puestos a girar.

    ResponderEliminar
  2. Jose Zúñiga
    Eso dicen que girando se llega al invierno, pero ya sería un invierno iluminado.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes que todos los días son ciertos..., como el olor a lluvia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Sí, Antonio, todo lo que vive en nosotros es cierto.
    Gracias,
    y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. O palabras que salpican.
    Olas que cantan.
    Una guarida sutil y oscura donde pensar.

    ResponderEliminar
  6. O un niño que come pipas saladas en el banco oxidado de un parque...

    ResponderEliminar
  7. virgi,
    externamente el verano se asocia más con las olas.prefiero la guarida.y las olas.
    un abrazo.


    Antonio Alfonso Alonso,
    me gusta la imagen, a pleno sol parece una película.

    ResponderEliminar
  8. Esa imagen de desierto, cueva soleada o puerta sin casa, es lo que este lobo encuentra en el verano, desde hace mucho tiempo ya.
    En el norte, muy al norte, debe ser diferente, pero aquí en la meseta...

    Un abraza, MJ.

    ResponderEliminar
  9. Antonio H. Martín,
    es algo 'subjetivo' el modo de ver el verano, y de vivirlo, vivo en el norte pero sueño con el paisaje verde de más al Norte. De la meseta salvo el colorido, los marrones y amarillos.
    gracias,
    un abrazo.

    ResponderEliminar