10.6.10

No deberías fijar la vista ramplonamente en una cuadrícula en blanco.
La esperanza de la cuadrícula en blanco es intacta
para cualquier boicot.

7 comentarios:

  1. siempre queda la opción de rellenar con palabras esa cuadrícula en blanco, pese a cualquier boicot

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sí, Ana, solo hay dos opciones o la dejas en blanco con la esperanza de poder escribir de todo o eliges y ...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Podemos emborronarla. Con lo que sea. Razones no faltan. Material, tampoco: barro, lágrimas, asco.

    ResponderEliminar
  4. Quien podría cortarle las alas a la esperanza? Escribir de todo, comer de todo, vivir de todo... claro que sí. No hay q conformarse con menos. ;)

    ResponderEliminar
  5. Y aún así contra toda esperanza nos empecinamos en seguir mirándola.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Las cuadrículas son provocadoras y más si tienes a mano boli o lápiz, no sólo ya para escribir, sino para bordearlas.

    ResponderEliminar