14.6.10

Debería convertirme en mi propia mascota. para los días de aburrimiento. Los tiempos muertos. Los vagos. No molestarme ni en buscar una palabra. Y ronronearme tipo tintineo jazz. Cuando tú  te ladras el mundo se me viene abajo. Son ejemplos de las voces animales que me aúllan desde dentro. Nadie recuerda ya sus días de caníbal. Yo, sí. Por eso detesto comer carne. Y dudo entre té rojo o té verde. En el intermedio huyo de los cafetales. Debieron llamarme hearth. Y convertirme en lombriz de tierra. Ahora que llueve tanto. De los anélidos me conservo. Muy bien. Gracias. me conservo. Oigo campanas. si cierro los ojos veo desgracias. por eso no los cierro. y te veo. te veo. Cuánto hace que no veo luz. Hoy me he acordado de Rosa Chacel, de su carácter. Y de Montserrat Roig. Y las cerezas. Tiempos de mujeres. Tiempo de abalorios. De azabache. De coral negro. ¿Por qué lo llaman negro si es anaranjado? Deslices semánticos. las palabras se deslizan. O quizá los objetos. Busco la palabra desliz. Que se me deslice. Imperativo. Y deslizarme.

12 comentarios:

  1. Como lombriz... Sacudete la tierra y alivia el duelo. Y tomamos el te, como si fuera yo tu mascota.

    ResponderEliminar
  2. Como en tus vuestros comentarios no se puede comentar lo comento aquí, que el comentador que comentare buen comentador será: es una pana no poder glosar esos comentarios, con el curre que te estás dando. Una buena idea, por cierto.
    Bs

    ResponderEliminar
  3. Los hay tan buenos, y quiero recoger todas las voces que han hablado en la ciudad, no me están quedando muy bien, porque normalmente estoy cansada y suelo hacerlo cuando estoy cansada para descansar, porque leo, copio y pego automaticamente. cuando llegue a la fecha actual intentaré hacerlo más personal.
    Me gustaría hacerlo por nombre, por ejemplo tu nombre y que aparecieran todos tus coemntarios, o por tema...
    Algunos dejan hasta poemas en los comentarios, proipios, siempre digo que los recojan...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hoy he comenzado un diario, o una especie de diario. Lo tengo en la oficina y la idea me vino porque hay cantidad de ideas, frases, que me vienen de repente y luego se esfuman en la vaguedad de la vida mediocre de oficinista. Bueno, es que tu entrada de hoy me recuerda que tengo ese diario. Hoy he escrito la primera frase en él mientras discutía con un cliente...¿te la digo? Sí: Se puede calcular el deseo; hallar fórmula.

    Son los anélidos mascotas del deseo? --recuérdame que la escriba mañana-- y ¿son los anélidos depredadores del deseo? --esta también--, por último, del mismo modo que la turba es un excremento de gusano comedor de deseos, ¿es también la floresta nacida (enraízada) de la turba un excremento? No sé si me acordaré. El diario era para la oficina y ahora estoy en casa.

    Un gran abrazo!!
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  5. Los anélidos vuestros me marean un poco. Pero me chifla el mar, así q compensamos. Lo de ser mascota de uno mismo está muy bien: si me digo siéntate, me siento, y me doy un premio. Puede q sea una de las recetas de la felicidad. :)

    ResponderEliminar
  6. Estás llena de literatura; de esa mirada que el horizonte devuelve sin pedir nada a cambio..., abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Me he sacudido la tierra y avanzo en vertical, demasiado lejos de la tierra, pero más cerca de las nubes.
    Un abrazo, Jose Zúñiga.


    ZenyZero,
    no se te olvide escribir esto en tu diario: mi trabajo no es mediocre porque yo no lo soy. Seguro que le pones chispa además de diario de abordo.
    Creo que los deseos no tienen fórmulas.Y que la turba, el excremento, la floresta y los gusanos sí están muy relacionados,
    Un abrazo grande.


    Sara Royo,
    jaja, qué bueno, no lo había mirado desde ese punto de vista, se me habia olvidado el premio.
    Un abrazo.

    antonio,
    depende del color del cristal con que me lees. Habrá que pedir que no cambiés el color ni el cristal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me llevo vuestros comentarios para el blog de los comentarios, a partir de ahora pondré enlaces y al hacer clic sobre el título venís a la entrada , y si hacéis clic sobre los nombres vais a vuestros perfiles.
    Siento que no me respete el formato, lo he intentado con el comentario de ZenyZero, pero no he logrado que me quedaran los dos párrafos originales.
    Con vuestros comentarios, si los copiais tendríais..., algunos son frases muy buenas, líricas, filosóficas... en fin.. allá cada cual.

    ResponderEliminar
  9. http://vuestroscomentarios.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Ser mascota de uno mismo me parece un poco aburrido. No me gusta lo demasiado previsible. O será que soy tamaño haragán que me da pereza ordenarme nada.
    Lo del té, el verde. Más sano. Dicen.

    ResponderEliminar
  11. "Deslices semánticos. las palabras se deslizan. O quizá los objetos. Busco la palabra desliz. Que se me deslice. Imperativo. Y deslizarme."

    oh...alfaro (un oh admirado, de placer, de gusto, de contemplación activa)
    Solo se me ocurre decir que me apunto al infinitivo de tus tiempos, al color del té (negro para mí, por favor) y a la duda de si mirar de frente con el pelo suelto o recogido.
    Creo que suelto, pero no es seguro.

    ResponderEliminar
  12. Lola,
    en estos días de lluvia y viento melenas al viento por favor.
    abrazos.


    Conde de Galzerán,
    gracias por el consejo del té. Debería vivir en un cafetal y llevar una vida más ordenada y con menos órdenes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar