14.5.10

Estoy del lado de Garzón porque él está del lado de mis muertos

Que la justicia no era ciega lo sospechábamos. Que los platillos de la balanza no siempre estaban en equilibrio lo sabíamos. Que se fagocitase a si misma lo sabemos desde esta mañana. 
Con la que está cayendo...Y otro zarpazo. De las bestias.No hay peor cosa que la bestialidad ilustrada. Bajo ese fino barniz colmado de cinismo. Lograrán pasar los trajes por la tintorería. Vivan las tintorerías de Valencia, y las de Madrid. Los poderosos para qué quieren razones.
A veces solo deseo vivir en un mundo de bárbaros. O totalmente animal. 

'Barricada contra la impunidad '

9 comentarios:

  1. Tú lo has dicho, amiga: "Con la que está cayendo"

    A este paso, el morado republicano va a ser un color de hematomas.

    Triste.

    ResponderEliminar
  2. Mi aplauso desde ya al título. Lo dice todo.
    No hay más vueltas.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Codorníu,
    tristes tigres los de estos tiempos en esta jungla.
    Abrazo grande.


    virgi,
    no hay más vueltas pero mira que se las dan, eh?
    abrazo grande.

    ResponderEliminar
  4. Del lado de los muertos, de los exilados, de los silenciados y oprimidos......,muchos y variados fueron los crímenes del nefasto régimen. ¿Hay otro país donde los fascistas estén tan amparados?..
    No creo

    ResponderEliminar
  5. Ramón,
    hoy están felices, y sobre todo los de Gurtel, no los olvidemos, las mismas correas en los mismos ....
    Vivir entre tanta mierda me deprime bastante, y mira que yo ya tengo motivos para echar a correr y no parar.
    A ver si los que hoy juzgan con tanta saña algún día son juzgados.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  6. Una bestialidad sin límites que tal vez quedará impune para esa justicia en la que me niego a creer. Nunca pensé que podría sentirme aún más indefensa, indignada y avergonzada... Se puede, vaya si se puede...
    Ay, Alfaro, ¿no queda esperanza?
    Al menos, seguiremos gritando.
    Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  7. Impresionante entrada. La suscribo plenamente...

    Y lo peor está por llegar, porque vamos a tener a los de la correa otros ocho años en el gobierno. ¿Qué posibilidad queda? ¿Exiliarse? ¿Dónde?

    Ser totalmente animales, lo necesitamos...

    ResponderEliminar
  8. Sí, pienso en esos ocho años que vendrán, parece que inevitablemente.
    El exilio solo puede ser interior. Y ni sordos, ni mudos, ni ciegos. Creo que lloraremos las palabras, más.

    ResponderEliminar