23.5.10

...


Volcán deja sus huellas
sobre ciudad hombre

hombres caminan
sobre ceniza

pasa la tormenta
pasa

entre ellos
presagios
fósiles
carbones cristalizados

yo rayaré el cristal
de la efigie.

8 comentarios:

  1. Cuando nos ponemos crípticos necesitamos una buena dosis de criptonita. La buscaré en esos cristales.
    Bs

    ResponderEliminar
  2. Jose Zúñiga,
    tienes razón.
    Lo mejor será pasar como hombre que somos pisando las cenizas, aunque solo veamos asfalto,y buscar la criptonita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tú lo has dicho: Pasa la tormenta. Todo pasa, antes o después.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad: el hombre es un presagio fósil. Hay tanto entre las cenizas.

    Un abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  5. El cristal es duro, quizá en las huellas de la ceniza.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Me gustó imaginarme presagio fósil cabón cristalizado, tomado primorosamente por las manos de un investigador que aún no nació.

    ResponderEliminar
  7. Siempre descubro en tus poemas una imposibilidad de acercarse al amado, de comunicar.. el volcán y la ceniza, el impulso vital y lo muerto..

    ResponderEliminar
  8. Te leo y me sobrecojo, Alfaro.

    Hago silencio para escuchar a gusto
    el temblor de tus palabras en el aire.

    Siempre se quedan en mí.

    Aprendo.

    Te leo y aprendo.

    Un beso, Sea Urchin.

    ResponderEliminar