28.5.10

--

Sé que es una tontería pero no he podido soportar por más tiempos tantas caras mirándome. Caras desconocidas. De colores parchís. Escritas en hebreo, en árabe, en chino, en paquistaní, en búlgaro. Oh, chanel, chanel. Un día te fuiste a cazar al bosque y no volviste. Todos los aperos fuera. Todos excepto las palabras y la voz.
Qué bien estoy a solas. Siempre de espaldas al sol. Por prejuicios. Los peores son estos  prejuicios del sol y de las caras. Porque a veces veo caras bajo el sol. Caras guiñan sus ojos indistintamente. Me distraen. Ahora debería estar en otras letras. En otras ventanas.y no aquí desentrañando gestos.
Al fin me descubro. Me veo. Tengo un dios. Tengo un héroe. Tengo un niño grande y una madre niña. Un hermano toso toso. Y hermanas varias y hermanos allegados muy variados. Tengo tengo tengo y yo no tengo nada. Y yo, tampoco. No me estoy teniendo en yo. Ni en yo. Y yo menos. Y no sé por cuál de yos escapar.

7 comentarios:

  1. tod@s al unísono, y no soportarl@s... Salir corriendo y gritar todo cuando duele... Me gusta esta vena de rebeldes realidades, donde te buscas...

    Te mandé un mail, preguntando por tu brazo, pero supongo que estás mejor de eso y peor de lo otro, ay!!! vivir, que tiene cada cosa.

    Te abrazoachucho.

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo que pasa por hacer colas. Y yo tengo una muñeca vestida de azul. Y qué pasó con tu brazo, ay.

    ResponderEliminar
  3. Begoña,
    bien dices, que no siempre me encuentro donde me hallan.
    El brazo mucho mejor. De lo otro..., como siempre, mucho estrés y pocas nueces.
    Un abrazo.

    Jose,
    pues, sí, era una cola, jajaja...
    El brazo quiso hacer carate o algo así contra un cierre de una puerta, puerta ciega que se me puso en el medio y no me vio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Se tiene miedo cuando se tiene todo... cuando hay demasiada alegría, no sea que nos la quiten...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Los yoes parecen puertas para escapar, pero dan al acantilado. Todas esas "tetas" que se vacían en un plazo efímero, que no dan, nos remiten al buscador primigenio.

    ¿Será eso la carga original de la que tanto hablan en los libros históricos?

    Un beso.

    (No sabía nada de tu brazo. Espero que vayas mejor. Cuando uno se entera tarde, llega cuando las cosas están casi resueltas. Es lo único que tiene de bueno)

    ResponderEliminar
  6. Lo de los aperos me ha llegado al alma. Conjunto de instrumentos necesarios para la labranza. Instrumentos para trabajar. ¿No hay un nombre para los aperos de quienes no se ganan la vida con ellos? Vaya hobby que tenemos... las palabras y la voz.

    Escápate con mi yo, si quieres.

    Un abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  7. Sonrisa de Hiperión,
    ese es uno de los miedos, miedo a perder algo de lo que se tiene.
    Un abrazo.


    Codorníu,
    para escapar o para definirse, o para desvelarse, para enmascararse o desenmascararse...
    Un abrazo.


    César,
    es que si entras en un bosque es mejor ir con aperos. Nombres paralelos: herramientas, útiles...,
    Dejaré que uno de mis yos se escape con otro de tus yos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar