18.4.10

Terquedad para olvidar los caminos de regreso. Mantener la desnudez. El objeto mudo en sí mismo. Solo pasar por las fechas como si fuésemos hojas de calendario. Cualquier agenda serviría si la última ciudad cerrara la ventana que da al mar. Y tú fueras una palabra más dicha en el lenguaje de los bárbaros.
Y tú no fueras una palabra más dicha en el lenguaje de los bárbaros. Cualquier agenda serviría si la última ciudad cerrara la ventana que no da al mar. Solo pasar por las fechas como si no fuésemos hojas de calendario. El objeto mundo en sí mismo. Tener la desnudez. Terquedad para los caminos de regreso.

9 comentarios:

  1. Amiga, tras dias de peregrinajes por quien sabe uno que mundos perdidos se siente uno como un poco desnudo... Pero, en fin, parece que me estoy volviendo a encontrar a mi mismo, que no es poco.

    Recibe un despistado abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  2. Antiqva,
    me alegro de leerte otra vez; una vez que te hayas reencontrado, todo seguirá su 'rumbo'
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho este poema lleno de antítesis, como si/nos hubieras retratado, con ese vacilar del mundo a la mudez, del inútil intento de olvido al voluntario retorno.
    Un beso de domingo, Alfaro.
    Ah, y felicidades a Luis Miguel Rabanal, tiene una pinta preciosa ese libro.

    ResponderEliminar
  4. Bel M.
    más o menos eso, el mundo es estemos o no estemos, haya ventana o no, aunque de algún modo me parezca inquietante el mundo de los 'bárbaros'.
    El libro de Lm, es una edición hecha con tanto cuidado y esmero..., casi artesanal, te dejo este enlace donde aparece el editor

    http://www.la-cronica.net/2010/04/17/vivir/la-factoria-camparredonda-acude-a-su-cita-con-regalos-77138.htm
    y en el mismo periódico hay aldo dedicado al libro, si haces clic en vivir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¿Es malo el hombre porque está solo o está solo porque es malo? (Fin de partida).
    SÍ, EL MUNDO PUEDE SEGUIR PERFECTAMENTE SIN NOSOTROS. TAL VEZ TAMBIÉN NOSOTROS SIN EL MUNDO.

    ResponderEliminar
  6. Lo he leído, Alfaro, sobre todo la entrevista. Impresionada y emocionada.
    Otro abrazo, grande.

    ResponderEliminar
  7. José Zúñiga,
    y si hubiera respuesta, por qué la disyunción?
    Creo que(te?) haces trampa, no vale la ley de reciprocidad.
    No me imagino fuera del mundo, y está claro que él mundo sin mí..tan pancho.
    Un abrazo.


    Bel M.
    Ayer fue un día emocionante, ese libro tal y como está encuadernado y con tanto color me recordó los libros de cuentos que tenía cuando era niña(todos cuentos clásicos), y que ya no tengo. Para leer 1º, los poemas,y luego para mirar las ilustraciones, y luego las dos cosas a la vez.
    Gregorio lo pondrá como ha hecho con los otros libros,en Los libros de Camparredonda, y si no lo tienes podrás ver alguna página, creo que te gustará.
    Otro abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. ojala tuvieramos la brujula y la terquedaz precisa y necesaria para desandar los caminos ya andados y que a veces nos han llevado a puntos donde no nos gustaría estar, si en nuestro mano estuviese, ay.. un abrazo fuerte a ti y a Luis Miguel.

    ResponderEliminar
  9. mi deseo, supongo, es esa desnudez, en lo que yo escribo, y no la logro

    ResponderEliminar