2.4.10

Otro vacío

Teclas de acceso rápido a las preferencias del hombre con acordeón que todas las tardes descansa sobre el vacío de su pie mutilado. Dice que en su país los mutilados se superan. Que después de los francotiradores y de la guerra nadie ve las roturas del cuerpo. Con el cambio de luz su acordeón suena más triste bajo los soportales en los días de lluvia. Y llueve.

10 comentarios:

  1. Ay, Alfaro, ¿y no podría transmutarse esa tristeza en otra cosa?
    ¿No intenta ese hombre, aparte de ganar algunas monedas, introducir algo de vida en ese vacío con su acordeón?
    Es síntoma del buen lector saber leer entre líneas. Sepamos nosotros, como seres vivos, ver entre sombras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No nos dejemos empapar de esa lluvia corrosiva que secuestra lo que nos hace ser invencibles.

    Gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Una cosa es la abstracción y otra muy distinta el subterfugio.

    ResponderEliminar
  4. Antonio H. Martín,
    ...depende, no siempre la mirada ve triste. Pero estos dos hombres, que suelen ir juntos,(el hombre al que le falta el pie sólo acompaña), creo que si toca el acordeón es para ganar algo, y si llueve hay menos monedas, pero no es por las monedas.He notado que cuando llueve las piezas que toca son de ritmo más lento, menos bullicioso. Y me encanta oírlo tocar. A mí me alegra su música porque además toca muy bien, y tiene un repertorio amplio.
    Claro que nuestro 'espíritu' no siempre está dispuesto a ver entre sombras. Claro que hablo por mí.
    Un abrazo grande.



    Begoña Leonardo,
    me encanta la lluvia, y como vivo en una ciudad muy contaminada me gusta doblemente. Pero esa otra lluvia corrosiva mejor mantenerla lejos.
    abrazos para las dos.


    Anónimo,
    estoy totalmente de acuerdo.
    Si lo dices por el canal de abstracción que tengo escrito ahí arriba..., no sé qué decirte. Incoherencias que tiene una muchas veces.
    ¿Pero no podría ser que el subterfugio precisara en ocasiones de la abstracción y otras veces viceversa? Quiero decir que no son sinónimos pero no tienen por qué ser excluyentes.

    ResponderEliminar
  5. ... Y llueve. Esa frase final ya vale por todo.
    Pero he leído tus respuestas y aún me gustan más.
    Bs.

    ResponderEliminar
  6. José Zúñiga,
    muchas gracias, eres muy amable.
    Un abrazo.


    Anónimo,
    supongo que serás el anónimo al que respondí antes..., si es así...ya somos dos en no saber.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Sí, soy el mismo. Sí sé alguna cosa, pero no me apetece mucho darte mi punto de vista por aquí. Me gusta más en persona. Aquí engaña, puede sonar prepotente sin ser así quien te comenta.

    Me parece aceptable tu intuición poética, así que tendrás que guiarte de ella, que es lo único que vale, siempre nadie te la quite poniéndote telarañas ni vendas en los ojos.

    ResponderEliminar
  8. (Acabo de recordar la brillante frase del mayor hombre sin sombra que haya visto: aquí se aman las flores, pero no tenemos agua para regarlas)

    Imagino que ese hombre de pie mutilado por las noches se acuesta y revisa los mismos libros, tratando de descifrar qué dicen... él no sabe leer.
    Imagino que este mismo hombre mutilado, ensaya sus bemoles y sostenidos sobre el fango del gobernador de la sensibilidad.
    Imagino que este mutilado hombre sin pie (quiero creer que solo le queda el izquierdo), ha descubierto mágicos hechizos para que el tornasol le dure más, para que el arroz no se enfríe, para que esta tarde, como todas las tardes, pueda soñarse así mismo caminando en dos pies...
    Este hombre mutilado por los años, por los de arriba, también por los de abajo... no existe, es el sueño, la ficción, la elaboración mental/racional/estúpida de algún otro hombre mutilado, esta vez, de las manos...

    (Saludos... prometo pasar más seguido por aquí...)

    ResponderEliminar
  9. Imagino que este hombre mutilado que a veces acompaña a otro hombre que toca el acordeón y están en un país para ellos extraño no tiene libros, y mientras espera por un pie(de plástico?) que llene el vacío del pie real no ha venido cargando con libros y quizá toque el acordeón como su amigo, quizá estén solos, aquí, quizá hayan traído a sus familias...y solo tocan en la calle cuando necesitan dinero.
    Debería fijarme más, abrir más la mirada y pasar más despacio.
    Gracias por los hechizos, por el sol, por el hombre sin sombra
    por por el lugar que ama las flores pero no tiene agua para regarlas.
    Saludos.

    ResponderEliminar