24.4.10

Cuánta furia. Y todo por un juez, una especie de garza persiguiendo a un garzón. El juez malo que vivió en mi ciudad y vivió mal como viven los malos, imponiéndose a los buenos. Y se vendió a la luz del día y sin taquígrafos y ascendió y ascendió hasta la gran asesoría de la capital de provincias más in. Y como nadie investigó al juez malo en sus ascensos a los cielos, ahora el juez garza malo ha llenado de furias la capital del reino.

(¿Impunidad para el franquismo?
No, gracias.)

Quiero ser una buena maría. ¿Podría ser una buena maría, bon mari? ¿No crees que en esta apartada orilla respiraríamos mejor?

13 comentarios:

  1. No, gracias ;)

    ... más pura la luna brilla. La cita del don Juan me ha hecho gracia.
    Bs

    ResponderEliminar
  2. Este lo veo, MJ, lo veo, lo veo! Y qué bella es la vida cuando uno bueno se lleva por delante a unos cuantos malos. Y qué dichoso apartarse del represor. Y qué bien que respiran, también, los peces en el mar.

    ResponderEliminar
  3. Lo de la garza es lo de menos, lo gordo es que no se quiera investigar los crimenes franquistas; y que sigan l@s nuestr@s por las cunetas y sin reparar ni su memoria,ni anular los consejos de guerra y los juicios sumarisimos y demás; como también queden impunes sus asesinos.Un abrazo para los tres.

    ResponderEliminar
  4. José Zúñiga,
    es que me gustaría respirar otros aires.
    Cuánto me alegro de que alguien descubra este guiño clásico.
    Un abrazo.



    Adolfo González,
    es como un cuento(malo) de lo que sucede, y como hoy hay marcha y no podré ir es mi forma particular de solidarizarme.
    Un abrazo.




    antonio manuel fernandez morala,
    sí es verdad que lo de la garza es lo de menos, pero esa garza ejerció en mi ciudad y ya era así de 'maravilloso' al servicio del money ladrillero, como entonces no era delito nadie se escondía..., y mira a dónde ha llegado.
    La justicia empezará por el reconocimiento internacional del genocidio y eso lo veremos, detrás de eso seguramente veremos más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. no a la impunidad, también me ha gustado la cita

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ana sáenz,
    muchas gracias,
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. La esperanza son los nietos de los represaliados. Hay muchos que quieren recuperar la dignidad y los cuerpos de sus mayores perdidos en cunetas y fosas de toda España.
    Ojala consigan enmendar lo que perdimos o vendimos con la dichosa transición que nos trajo olvido y monarquía

    ResponderEliminar
  8. Alcántara,
    lo de la transición no tiene nombre... Se han dejado pasar demasiadas cosas.
    Soy optimista, ahora, sí.
    Un abrazo, y otro de LM.

    ResponderEliminar
  9. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    LA CIUDAD SIN NOMBRE

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CHOCOLATE, EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO, .

    José
    ramón...

    ResponderEliminar
  10. José Ramón vázquez,
    bienvenido a esta ciudad. He ido a tu blog pero me carga fatal, de tantas cosas como hay.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Respiraríamos mejor, Alfaro. Pero el asma no desaparece. Sigo sin entender como los de un extremo de la cuerda, con justicia duermen en la jaula y sin voz, mientras los del otro lado cada día poseen más papeluchos, más emisoras de radio, más cadenas de TV, más poder, más dinero para seguir pinchándonos con sus herrumbrosas esvásticas manchadas de asesinatos que quieren ocultar. Triste historia sin fin la de este país.

    Aprovecho para agradecerte la dedicatoria de tu poema, que como bien sabes, tanto me gusta.

    ResponderEliminar
  12. Ya sabes alfaro hay una enfermedad llamda ceguera franquista ,de la cual muchos siguen contagiados,una vacuna plis.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Conde de Galzerán,
    tristes historias, que parecen eternas, parece que no hay nada más terrible para el Hombre que él mismo,arpía del dolor sea con esvásticas o sin ellas.
    Un abrazo.



    josechu,
    sí una vacuna contra la necedad y la mentira.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar