18.3.10

Corrijo los tiempos, las voces, de ellos, de ella. De ello. Corregir es ir contra mi propia anarquía. Me lleva tiempo. Lo que menos me gusta son esas voces, debería ordenarlas. O eliminarlas. Me impiden oír otras voces. Saber qué piensas cuando a primera hora de la mañana ves la luz solar. O, si me imagino un jaguar a los pies de la esfinge veloz por la Y,  escribir: el jaguar yace herido junto a la esfinge bajo la luz solar. Un jaguar perdido, convertido en otra cosa distinta pero conservando su color negro. Haz un neologismo con cosa, coseificación, suena a descafeinado. Borrar los neologismos. La autopista es una selva de jaguares convertidos en otra cosa. La naturaleza se desnaturaliza. Me gusta la Y, la bifurcación que surge de la misma raíz.

14 comentarios:

  1. Y a mí me gusta venir aquí. Hay una nueva serenidad. Una luz matizada, que no hiere. Y tus palabras.
    Un abrazo, Alfaro.

    ResponderEliminar
  2. la misma raíz que queda en el centro de esas voces que vienen y van

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¿Y como no había pasado antes por aquí? Me quedé en tu otro sitio.
    Esto es magnífico. Ahora mismo te enlazo.

    ResponderEliminar
  4. verdad que es magnífico maestro zuñi.

    alfaro, cada una de tus metáforas es esencia pura, sin embargo me quedo con: saber qué piensas cuando a primera hora de la mañana ves la luz solar.

    y me quedo con ello porque estoy seguro que está impregnada esa frase de tu realidad cotidiana.

    me encanta.

    ResponderEliminar
  5. A mi, es cosa sabida, me encantan los gatos, sin duda primos menores de los jaguares pero que no corren por las autovias...

    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  6. también odio corregir y también me encanta la bifurcación de la Y que surge de la misma raiz.

    ResponderEliminar
  7. Hoy has dado en el clavo, pues estoy medio loca intentando acabar lo que parece inacabable...
    Y te digo que a mí la Y me gusta mucho y hago gala de ello. El texto magnífico.

    Gran arrumaco.

    ResponderEliminar
  8. Todo está lleno de jaguares convertidos en otra cosa... Porq no olvidamos lo q fuimos, seguimos en la pelea.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Tarde de viernes y por aquí ando bebiéndome tus cosillas poco a poco. Genial como siempre.

    Saludos y una abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  10. La Y nos permite, dividirnos unas veces, otras reunificarnos. Entre una y otra posibilidad, la fiera que llevamos dentro, un jaguar quizá, bello y elástico, acecha nuestras decisiones.
    Besos a tu cabecita, Alfaro

    ResponderEliminar
  11. en eso de la corrección (de lo propio y de lo ajeno) tengo cierta experiencia

    ResponderEliminar
  12. Muy cierto: "Corregir es ir contra mi propia anarquía. Me lleva tiempo"...
    El tiempo nos corrige. También me corrijo del tiempo, con forma de arruga, naipe y lágrima. A veces, me corrijo tanto que rompo el folio. A veces, el jaguar habita en mí. Eso también me lleva tiempo..

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  13. Bel M.
    me parece que toda esa serenidad depende más de tu mrada que de la mía, y me ha gustado mucho leerlo.
    Un abrazo muy grande.


    ana sáenz,
    sí, hay voces que surgen de la misma raíz y se bifurcan.
    Un abrazo.



    José Zúñiga,
    por el otro lado voy menos, pero has llegado, sé bienvenido
    Gracias por tus palabras.
    Un abrazo.



    Voltios,
    pues normalmente detrás de las metáfors está la realidad, la metáfora es un lenguaje que también describe la realidad, todo depende del color que quieras utilizar.
    Un abrazo.



    Antiqva,
    los gatos si corren por la autovías no regresan... son muy listos y corretean por otros sitios más tranquilos, lejos ya de la selva vial.
    Un abrazo.


    Ico,
    odiamos corregir y corregimos...ay,
    Un abrazo.



    Begoña Leonardo,
    es que nunca se acaba, mil veves que lo corrigieras... y siempre queda algo...
    Un abrazo.



    La sonrisa de Hiperión,
    muchas gracias, para genio tú, de la ironía y... algo más que ahora no encuentro la palabra.
    Un abrazo.


    virgi,
    el jaguar siempre es bello, cuando corre, cuando salta, cuando se queda se queda quierto y al acecho...
    Un abrazo.


    santiago tena,
    pues ya somos dos, y si lees los comentarios verás que incluso tres.
    Un abrazo.


    Madeja de Palabras,
    a veces me corrijo tanto..., si desaparece lo escrito. También me gusta el silencio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Sara Royo,
    todos fuimos jaguar alguna vez...
    seguro que sí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar