20.2.10

Vuelvo a los inviernos sin flor
menos loas caperucita
oh no hay hienas subidas a las parras ni pájaros
amenazando
un paseo largo a lo estrecho y corto
de la ciudad
sin firma
y me dirán
...
Ooh
animal confiado.