3.2.10

Imagina

Me imagino un Cristo desmayado hoy no estoy por subir montañas y la montaña del otro Cristo bajó, se conectó al people y entonó la internacional, ya pasada totalmente de moda, y con ritmo de rock duro  los dos cristos bailaron la alianza de la civilización. Me imagino a mi hijo con su mano vendada diciéndole a su novia a que así estoy más sexy y ella con ojos desorbitados mirando por encima del hombro al tarzán más próximo y mi él conectado a una supermachine con ritmo de jazz aire va mientras repite maus clic. La imaginación ayuda a vivir. Y la amargura, a morir.

6 comentarios:

  1. Imagina hacer el cristo sobre el mar, brazos abiertos en posición distendida ofreciéndote a la nada, ojos cerrados dejándote fluir ...qué seríamos sin imaginación...

    ResponderEliminar
  2. la imaginacion al poder.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Tu post me deja un regusto triste...

    ResponderEliminar
  4. ico,
    no sé si podría estar yo mucho tiempo con los ojos cerrados.
    Un abrazo.


    josechu,
    eso como mínimo, qué sería de nosotros sin la imaginación.
    Un abrazo.



    sara,
    pues no tiene porqué, es un viva a la imaginación incluso en la adversidad más vital.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. pues arriba la imaginación y fuera la amargura que esa no sirve de nada

    un beso

    ResponderEliminar
  6. ana sáenz,
    para amrgarse, nada más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar