30.1.10

Y sucede que tienes que vivir los días como si fueran túneles. La vida en cápsulas. Cualquier descreído temerá la cólera de los dioses. Encapsulados. Todas las iglesias cierran por las noches. Hasta los parques cierran por las noches. Nadie robará los patos. De pequeña aparezco en una fotografía chupándome los dedos de un pie llenos de merengue. Patosa. Patosa merengada, cuando la vida era una gran cápsula. Luego llegó el rey del peint. Retocándolo todo. En uno de los muros, en un agujero de uno de los muros había un jilguero muerto, sin retocar. El jilguero muerto todavía vive en el agujero del uno de los muros del jardín. La calle entera ha desaparecido. El gran retocador del mundo no ha podido retocar el vacío del jardín.

13 comentarios:

  1. Esos agujeros de la infancia no hay dios que los tape y agujero tras agujero vamos conformando nuestra personalidad.. me gusta esa imagen de la infancia de la niña ávida de dulce ¿ aún te gustan los merengues?

    ResponderEliminar
  2. Si ves al retocador, dile q se pase por mi casa. Es q hay ya muchas cosas q no me gustan, y yo soy incapaz de cambiarlas.
    Un besico, contorsionista del merengue.

    ResponderEliminar
  3. Yo me chupaba los dedos del pie llenos de colacao. Nadie sabe cómo llegó allí el polvillo. Y en mis piedras antiguas están aún las lagartijas que perseguí.

    No sé si está bien que hable de mí aquí. Lo siento.

    Un abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  4. Ico,
    jaja...siempre me han gustado las dulzainas, y el agujero... no recuerdo quién habrá metido allí al pájaro muerto ni si estuvo mucho tiempo allí, pero es una imagen muy viva.
    Un abrazo.


    sara,
    si `pudiéramos empezar de cero..., pero sería lo mismo cada uno que llega va dejando sus cosas a su manera y la casa acaba siendo una selva, metafórica.
    Un abrazo.


    ZenyZero,
    en esta ciudad puedes hablar de lo que quieras, todo está bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El Gran retocador del mundo ni siquiera puede resolver la muerte del jilguero.

    Tal vez no quede mucho para ver todo cerrado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. mejor no retocar los recuerdos para que permanezcan intactos en nuestra retina

    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Codorníu,
    será que que no hay retocador,
    y cómo será un mundo a puertas cerradas? Un mundo dentro de una piscina, un mar...
    Un beso.


    ana sáenz,
    no creas..., son ellos muy selectivos al guardarse.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Alfaro este poema tiene mucha fuerza,así lo percibí la primera vez, y la segunda y la tercera.
    Solo era eso.Me gusta

    ResponderEliminar
  9. El retocador del mundo, dónde está??? Me has llenado la cabeza de imágenes, de recuerdos, de olores. Recuerdo como olía el parque al que iba y cómo temíamos que llegara el guarda y cerrara la verja...

    Arrumacos.

    ResponderEliminar
  10. gracias por este texto y por recordarnos MORTAJAS de Rabanal, lo adquiriré en cuanto pueda.

    ResponderEliminar
  11. "De pequeña aparezco en una fotografía chupándome los dedos de un pie llenos de merengue..."

    Por Dios, escanea la imagen y brindanosla...

    ¡Que cosa!

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  12. Quedé atrapado en una foto hace 45 años,en aquel entonces tenía alitas y el pulgar untado de chocolate.

    Saludos en mi 1ra visita.

    ResponderEliminar
  13. Olvido,
    gracias por tu opinión.El recuerdo del jilguero muerto en aquel agujero es..., es una imagen de la infancia.
    Un abrazo.


    Begoña,
    tengo una imagen del parque: llovía y vi en medio del camino gris un ¿tritón? negro con una línea roja desde la cabeza a la cola, precioso el reptil, estaba quieto, muy quieto, como en alerta, con su cabecita levantada, y yo iba tan apurada que no pude detenerme a mirarlo, luego pregunté y pregunté para saber el nombre y comprobar que realmente lo había visto...
    Un abrazo.


    Voltios,
    aún no ha llegado el libro a casa, aun no lo hemos visto pero creo que ya lo hay en León, en esa librería.
    Hoy Lm esta hospitalizado...
    UN abrazo.


    Antiqva,
    pues la foto la tiene mi madre en su albun familiar, no tengo escaner pero creo que me chupaba el pulgar enmerengado, y en otra del mismo día aparezco con mi hermano y esa es mucho mejor, no ´se cómo puede hacerse pero igual un día si tengo tiempo hago algo y os la dejo por aquí para que os riáis un poco.
    Un abrazo.


    Ramflis,
    hombre, lo de las alitas es muy divino...,
    gracias por tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar