13.1.10

Extramuros

No puedes imaginarte un tiempo en que el tiempo falla
y la nieve se diluye fría tan cerca del paladar que hasta los ojos duelen

la nieve quema la piel
pero yo apenas la he visto
los copos que yo veo cubren manzanos que ya no existen
donde siempre es tiempo de ciruelas negras
el tiempo taló
cubrió de piedras
el insecto hoja
el insecto palo
las raíces de higuera de sanjuán
los claveles sin raíces
las cajas de pinturas
las bicicletas, los triciclos, los patinetes
ruedas de patines
columpios sin distancias
en volandas el tiempo
un tiempo voyeur.

7 comentarios:

  1. ¡Por Diooos, Alfaro, que bueno!.... a menudo (afortunadamente a menudo)
    tus versos me tocan. “los copos que yo veo cubren manzanos que ya no existen”… ……todavía recuerdo aquello de “en la superficie era jueves”. Póngame a sus pies, señora.

    ResponderEliminar
  2. Yo también me pongo a tus pies. No me queda otra después de leer este poemazo.
    Besazo

    ResponderEliminar
  3. Cuántas imágenes y cuanto tiempo para descubrir/consumir...
    Muy hermoso. Besazo.

    ResponderEliminar
  4. Puede que la nieve viva de recuerdos. En el impulso de su huida está, además, el encuentro.

    Un abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  5. A menudo pasa eso Alfaro, que la nieve cubre lo que ya no está.
    Buenas noches

    ResponderEliminar
  6. Gracias a tod@s por vuestra lectura y vuestros comentarios,
    está lo real y lo que se recuerda, la palabra convertida en arquetipo de nuestra vida.
    Besos.

    ResponderEliminar