24.1.10

Cuando manos no tan misteriosas y devastadoras te expulsan de la vida. Y no encuentras arraigo ni sujeccíón que calme la ausencia de los ojos infantiles. Y los nombres efímeros pasan repetidamente. Veronal para borrar las huellas del dolor.
Pienso en Teresa Wills Montt.

15 comentarios:

  1. La salida es sólo cambiar, de aires, de espacio, de pensamiento...salir... morir ya vendrá

    ResponderEliminar
  2. nada ni nadie puede expulsarte,de ningun sitio si tu no quieres.
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Ico,
    lo escribí pensando en la vida de Teresa Wills Montt, que vivió en un mundo machista y cacique hasta que se encontró con la literatura, pero el daño ya estaba hecho. Si puedes lee algo de su vida, o la película.
    Un abrazo.



    josechu,
    es cierto que nadie puede expulsarnos, pero si miras a tu alrededor verás cuántos están fuera de todo. Esto lo escribí pensando en una escritora que se suicidó a los 28 años.
    gracias por el comentario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Ya he leído. No la conocía.
    Al menos, pudo viajar y ver otros países. Para su época, y lo corta que fue su vida, es mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. hay que mantener presente el recuerdo del dolor para no olvidar el daño cometido

    un beso

    ResponderEliminar
  6. Gracias a esta entrada he conocido su vida, también leí ahora mismo una entrevista a una de sus nietas.
    Vidas fascinantes. Muertes tristes.
    Gracias, Alfaro

    ResponderEliminar
  7. Codorníu,
    sí, tuvo una vida tan intensa como 'breve', sus viajes eran huidas,al menos supo en vida que era admirada y respetada intelectualmente por los intelectuales de su época, pero eso no fue un bálsamo para su existencia.
    Un beso.


    ana sáenz,
    estas vidas se siguen repitiendo, piensa en las mujeres tapiadas, sí, sí, tapiadas, por el burka, o lapidas por infedilidad.
    Un beso.


    virgi,
    solo sabía de sus dos hijas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Me gustó el texto y la verdad no conocía a Wills.
    Es un buen punto de partida para leerle. Gracias.

    Abrazos!

    Gio.

    ResponderEliminar
  9. Desconozco a esta protagonista, pero investigaré... De todos modos siempre estamos partiendo, empezando y a la vez estamos sujetos firmemente.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Giovanni,
    espero que te guste.
    Un abrazo.


    Begoña Leonardo,
    creo que es de esas vidas que te gustarán.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. La palabra es la mejor arma la imbecilidad asesina.

    Un abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  12. y no haces nada mal alfaro, wills mott es un buen asidero.

    ResponderEliminar
  13. Ahora mismo me pongo a investigar. Ostras, q ignorante soy!

    ResponderEliminar
  14. Sí busqué en internet.. a ver si encuentro algo publicado de ella.. besos

    ResponderEliminar
  15. Una vida triste y revolucionaria. Pero era demasiado joven para emprender el viaje final. Que no hay prisa por embarcarse, cachis, que el billete de vuelta ya lo tenemos sacado nada más arribar aquí.

    Un abrazo, guapa

    ResponderEliminar