12.1.10

Broken

Mujer en casa con jardín al fondo
(velpister)

Hace frío y nieva bloques de hielo entre palabras islas sin jardín al fondo.

Cuando tengas una casa. Con jardín. Sin jardín. Una casa azul. Una mujer vivirá sobre el jardín.
Mujer de nieve. Una flor blanca cerca. Donde nacen los espinos.
Una flor negra.
Un rompepalabras.
Dream.
Dream.
Así será el poema de regreso hacia casa
a la neurona primera que dictó la primera palabra.
Un jadeo repetido.

9 comentarios:

  1. Flor blanca pureza, espinas dolor, y un sueño posible, una casa azul, ilusión. Entre tanto blanco anhelas color.. desde aquí, te mando un naranja y un verde aguamarina..

    ResponderEliminar
  2. Vino el frío, se van las aves.
    En sus picos cargan palabras y flores.
    ¿Dónde las dejarán?

    ResponderEliminar
  3. Hace frío y nieva bloques de hielo entre palabras islas sin jardín al fondo.


    Sigue la luz por aquí...

    Sigue la palabra hacha.

    Sigue la poeta.

    Me alegro de volver...me hacía falta comenzar mis días con tu voz.

    Mil besos, Sea Urchin!

    ResponderEliminar
  4. Al principio el cielo hablaba, pero se le helaron las neuronas.

    Sobre el jardín yacen algunas y nos hicimos con ellas.

    Un abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  5. me gustan las casas con jardín para salir a primera hora de la mañana a acariciar el sol

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. La neurona primera...

    (Y el cadáver se levantó
    abrazó al primer hombre
    y echó a andar...)

    Ufff...

    Qué frío por fuera (y éste)

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Cada día me gusta más leer a Peter.
    abrazo a los dos

    ResponderEliminar
  8. vel, es un monstruo, escribe, compone y pinta, todo bien a partes iguales, y el que lo dude que le eche un ojo al escrito que has colgado alfaro, monstruoso.

    ResponderEliminar
  9. Ico,
    me guardo el naranja y el aguamarina, son colores preciosos.

    Lena,
    cuánto hace...
    Me alegro.


    virgi,
    yo no lo sé...


    ZenyZero,
    habra que recoger unas cuantas,


    ana sáenz,
    y a mí, recuerdo algún desayuno de esos sobre un césped verde, y un gran silencio, solo cricri y los pájaros.


    pepe pereza,
    Peter es increíble, su mundo, su forma de contárnoslo...


    Voltios,
    totalment de acuerdo, acabo de escribirlo.


    Besos para tod@s.

    ResponderEliminar