3.1.10

Así comienza

1
Eran ellos dos y el perro, blanco, de lanas, de aguas. Fuera de esa imagen la vida era imposible. O juntos o nada. Y eligieron.

2
Aquel hombre, J., dice en la cena de Nochevieja a sus hijos: Todas las noches rezo para no despertarme. El día 1 de enero no se despierta. Lo encuentran acurrucado en el lado derecho de la cama. Nos lo cuenta su hija, sin lágrimas. Nos extrañamos de que no llore. Pienso en la muerte feliz de J. y en cómo riega en los días de verano las flores y en su aspecto frágil. No lo veo con  sus 90 años. J abre la puerta de su casa y encuentra la nieve. Me cuesta imaginar el pueblo sin J. Y sin C. Y sin L, y sin H.

3
Lo vi en la tele. Tanto lujo en un barrio y tanta pobreza en otros. ¿Amoral? ¿Inmoral?
Seré mora sin prefijos.
Mientras, casualidades, Emerson, Lake y Palmer en mis oídos: disturbing the waters of our live.

8 comentarios:

  1. Reszar para dejar de existir es la forma más sutil de decirse adiós. Irse pidiendo permiso, disculpándote.

    Los prefijos pueden ser oraciones enteras para decir lo contrario de lo que se piensa. La raíz sin prefijos no es comestible. Es que somos civilizados. O no.

    UN abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  2. ZenyZero,
    no recuerdo muy bien eso del rezar,
    y sí, claro que los prefijos sirven para negar el significado original de la palabra.
    debemos de ser civilizados..., culturizados, algo alejados del primate, depende dónde mires ves barbarie, animalidad, ¿y qué tiene un perro de malo si está domesticado?
    Ay, ay...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo también vi ese programa en la tele. Deberían poner diez, cien, mil como ése por todas las cadenas.

    Sabemos que existe todo eso, pero no nos lo meten en el salón de nuestra casa.

    ¿Qué pasaría si lo hicieran?

    ResponderEliminar
  4. O todo o nada,. Ese amor simbiótico hombre animal me ha encantado, también los demás, mínimas narraciones de vida que tocan la sensibilidad.. un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Tantas vidas, tantas historias, tanto!
    También nosotros dejaremos un día de abrir la puerta.
    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  6. Codorníu,
    sucedería que dejaría de ser impactante y nos acostumbraríamos, pero es escandaloso verlo, ver con tanta claridad lo que se supone que existe.
    Un abrazo.


    Ico,
    me sorprenden algunas cosas, estas tres son las primeras para comenzar el 2010, no me las he inventado, son muy reales.
    Un abrazo.


    Virgi,
    pero yo seguiré viéndolo todos los veranos delante de las flores...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ah, que tiempos...

    Emerson, Lake y Palmer...

    Peter, Paul y Mari...

    Inefable.

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar