9.12.09

Mercy

Ahora que muere tanta gente allí no me gustaría ser una princesa en Bagdag.
Mil y un días sin sus mil y una noches.
La Ciudad de Bronce para soñar que alguien contará cuentos.
La princesa que todas las noches recoge, harta de recoger todas las noches, la cocina.
Y luego cuenta cuentos de Ariana sin d a sus niños grandes, y los lleva de madrid al desierto de manjatan.
Y los niños en las calles desiertas de manjatan, tan llenas de gente como granitos de arena, practican su inglés tipo road scholars.
Y se duermen felices rodeados de los cuentos Ciudad de Bronce.
Sin embargo, algo no encaja. Siempre llueve para el hombre aislado que vive en la isla de manjatan mientras Leonard Cohen canta a lo lejos, demasiado lejos.
Y la ciudad bagdad todos los días tiene sangre.
Algo no encaja. La princesa. La cocina. La sangre. El hombre solo. La isla. La ciudad.
Oh, lover, lover, lover, canta Cohen.

(para Luis Miguel Rabanal)

9 comentarios:

  1. algo no encaja y todo el mundo sabe que es y nadie hace nada

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué poco debe valer la vida, cuando es la primera moneda de cambio.

    ResponderEliminar
  3. me gusta el contenido, claro, conciso, directo. y la manera de iniciar este mercy es muy buena alfaro.

    ResponderEliminar
  4. Qué afortunados somos de vivir en este lado del mundo, algo falla y está muy claro, tan claro... Me ha encantado tu sabia reflexión, gracias.

    Arrumaco solidario.

    ResponderEliminar
  5. ana sáez,
    no sé si lo saben o no, pero hay palabras que no encajan, piezas que tampoco, y ...y...
    Un abrazo.


    Sara,
    sí, que poco valemos para algunos que además parecen invisibles.



    Voltios,
    Los niños necesitan cuentos y los mayores también, oír, leer, contar, escribirlos, dónde el cuento confluye con lo real.



    Begoña leonardo,
    qué afortunados, pero cuánto desafortunado en este lado también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cohen siempre está a punto.
    Sabe bien lo poco que encaja nada.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. En cierta ocasion, hace unos siglos, en un viaje en tren, en uno de esos expresos nocturnos que desde Madrid huian al norte, tuve ocasion de charlar con un tipo que declaró ser persa y que aparentamente era culto...

    Cuando le hable del gran Dario y de Alejandro Magno -y de otras cosas similares, a las que Antiqva es tan propenso a hablar- el tipo me miraba como quien mira a la luna...

    Y yo le decia: Pero nunca oiste hablar de Dario el Grande...

    Y el argumentaba que jamas...

    Entonces me di cuenta de que la historia "hace aguas" por diversos sitios a la menor oportunidad...

    Luego hablamos de Jomeini y de Soraya, y de las ultimas novedades del HOLA y el tipo lo conocia todo... Sin duda era culto.

    Un abrazo, amiga, que al menor descuido me desboco...

    ResponderEliminar
  8. Antiqva,
    qué anécdota más divertida, se parece a las chicas de la feria del libro que preguntaron qué era proxeneta...
    Desde luego que hay comentarios que merecerían estar en las entradas,deberías hacer una entrada con esta anécdota.
    UN abrazo.

    ResponderEliminar