12.12.09



Me imagino un escenario. Los actores son sustituidos por  otros cada cierto tiempo. Sin embargo, la pieza que se representa es siempre la misma, con ligeras variaciones. ¿Hay espectadores?
Me imagino una ciudad. Las personas son sustituidas por otras cada cierto tiempo. Sin embargo, la vida es siempre la misma, con ligeras variaciones. A veces sucede una hecatombe: los edificios se caen,  la tierra tiembla, las aguas inundan la ciudad, o el fuego destruye. Una vez recuperada la calma, una vida parecida vuelve a la misma ciudad.
Me imagino que vivo sobre un escenario. ¿Me gustan los espectadores? ¿Y si soy mi propia hecatombe?
Oh, Grecia, podremos vivir lejos de ti.


6 comentarios:

  1. olvidemos al grupo, vivamos de uno en uno

    un beso

    ResponderEliminar
  2. ... o de dos en dos,
    y quien dice dos dice tres...
    y así vas que sumo y sigo,
    Pero me ha gustado el comentario: vivamos de uno en uno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La vida es eso... Un inmenso hormiguero en que cada uno nos afanamos en salir adelante...

    ¿Habra alguien que contemple el hormiguero desde las nubes?

    ¿Que pensará?

    Bueno, a lo mejor hay alguien que mira pero que no tiene capacidad de pensar.

    Un abrazo, Alfaro, que veo que me estoy metiendo en profundidades insondables...

    ResponderEliminar
  4. Antiqva,
    profundidades en las nubes..., como un mundo al revés para pensar desde este escenario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es como un carrusel que da vueltas, así, como la vida que nos envuelve.
    Actores, actrices...¿quién nos dirige?...¿nosotros mismos, sin brújula?

    ResponderEliminar
  6. virgi,
    no hay director, solo actores, personajes personas, espectadores, espectantes...,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar