28.12.09

¡

No es por casualidad, conservamos las cicatrices. Del aire. De la lluvia. Del frío de la nieve.
Soy el corte menos oblicuo. En tu corazón de invierno.

10 comentarios:

  1. no es por azar,
    las cicatrices del calor
    tal vez
    se vuelven más elásticas,
    incluso se derriten.

    ResponderEliminar
  2. Lo que es oblícuo en un extremo en el plano de incidencia, puede ser perpendicular en el plano de partida del otro extremo. También hay árboles de hojas peremnes y yo te miro desde abajo. En el mismo invierno.

    Un abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  3. pues yo prefiero ser la luz oblicua del sol de invierno, o de las mañanas en general, que entra por las pupilas, de frente o nada.. para evitarme habrá que cerrar los ojos.

    ResponderEliminar
  4. las cicatrices del corazón son recuerdos de todo lo que pasó

    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Cicatrices o arrugas.. ambas no indican que hemos vividos.. un saludo lluvioso y que entres con buen píe en este año 2010.. besos

    ResponderEliminar
  6. LEBASI,
    cicatrices al sol... o cictriz del sol...
    un beso.




    ZenyZero,
    creo que me he perdido en el corte, ya no sé si será oblicuo o perpendicular, no sé desde qué perspectiva mirarlo, o mejor hago como tú, debajo de un árbol a mirar estrellas..., a ver si son estrellas o lágrimas,
    un beso.



    la chica de las biscotelas,
    pues no pienso yo cerrar los ojos,
    así que se verá tu luz en la ciudad seguro.
    Un beso.


    ana sáenz,
    ...recuerdos, recuerdos de heridas, de risas...
    Un beso.



    Ico,
    me gustan las huellas dl tiempo, incluso sobre mi piel,
    gracias por los buenos deseos e igualmente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hemos crecido, somos cicatrices hechas y derechas, somos fruto de lo vivido en el aire nos lleva...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Begoña Leonardo,
    ...y te llevas,
    y me llevo...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Y yo sigo buscando el elixir...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  10. Sara
    siempre hay una constante en cada un@, en tu caso es la búsqueda del elixir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar