17.12.09

!!

Si estás solo y te desdoblas, ¿hablarás con tu gato, con tu perro o con tu loro? ¿Con quién hablarás si te desdoblas?
Si surge un camino paralelo a tu camino, ¿dónde buscarás tu sombra? ¿Y si el camino paralelo fuese solo un espejismo?
Territorios de sed. Territorio de deshidratación. Soledad y espejismos. Qué lejos. Y no todo es arena.
Algún día dejaré de dar besos.  Cuando las heridas lleguen al río.
En las nubes solo hay agua, aunque parezcan azúcar de algodón. También hay sueños del hombre desdoblado. Sueños míos quizá. No sueño. Alguna vez, sí. Quizá sueño demasiado. La vida no es un sueño. Para algunos, su peor pesadilla. Quizá llueva. A veces llueven sueños y reímos. O lloramos. Quizá caiga la lluvia. Quizá haya agua de lluvia para saciar la sed de tu perro, de tu gato o de tu loro. Quizá la lluvia haga que el camino paralelo al tuyo no sea un espejismo.
(para Begoña Leonardo)

8 comentarios:

  1. Es imprescindible el desdoble, al menos para los soñadores, aquellos que no nos conformamos con esta realidad literal y linela... hablo con lo que escribo...

    ResponderEliminar
  2. el agua de lluvia lo limpia todo, y se lleva los malos sueños

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me gusta venir y leerte, Alfaro.
    Me gustan tus puntos y tus palabras.
    Me gustan tus sentimientos y tus sueños.
    Me gustan tus preguntas sin respuesta

    Pero no dejes de dar besos. Yo te mando unos cuantos

    ResponderEliminar
  4. Ico,
    cuando escribimos, ¿nos transformamos o nos desdoblamos? Aunque para el caso quizá sea lo mismo, pero no lo es.
    Un abrazo.




    ana sáez,
    la lluvia en mi ciudad real, tan contaminada limpia y esclarece la atmosfera.
    Un abrazo



    virgi,
    no dejaré de dar besos, pero quién sabe qué ríos atravesaré...
    besos para ti.

    ResponderEliminar
  5. Increíble, Alfaro. Este texto es una maravilla, y no es que me sorprenda, pero... magnífico, ya está, para qué voy a explicarte. No dejes de soñar demasiado, y que llueva, que no paren de llover tus palabras. No sabes cómo alivian (y deleitan).
    Un abrazo de admiración.

    ResponderEliminar
  6. gloria,
    muchas gracias, eres muy amable, aquí estaremos, llueva o solee...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Amiga, me consta que ANTIQVA, en estos momentos, está leyendo las "Meditaciones" de Marco Aurelio a los gatos...

    Y los pobres animales ni rechistan.

    No veas como le siguen la corriente.

    Un abrazo, entrañable amiga

    ResponderEliminar
  8. Antiqva,
    eso sí que es cultura, pero qué han hecho los gatos? será por el frío, pienso yo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar