25.11.09

Tiempo pausado

Como un funambulista sobre el lado espinoso de las palabras. Alambre fino y espinado cuando hieren. Dolor. Dolor de púa. Perros asilvestrados que han aprendido a lamer heridas. Yo te lamo. Perra ciega. Ceguera de tacto. Ay. Ay. Aire regresando y cargado de salitre. Humor negro. Negrura resbalando por la comisura de mis labios. Negrura para la ausencia de luz. Recuperaré la luz. El gran teatro del mundo oscureciéndose. Luz oscura. Entre el ay y el siguiente. Un breve espacio sincronizado por el tiempo. Tiempo de luz. Será tiempo de luz.

12 comentarios:

  1. Me gusta muchísimo esto:
    Yo te lamo. Perra ciega.
    Parece muy primitivo... lamer a una perra ciega. Y sin embargo me resulta muy hermosa la imagen. Lamer a una perra ciega y que no reconozca la lengua ni sepa de dónde viene, si es que viene.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, fusa,
    que sepas que te leo, que suelo pasar por tus cuentos, aunque no te deje comentario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Regresará la luz en su carroza como una princesa recién levantada de la duermevela de un hechizo. Y lamerá tus heridas para curar la negrura de tus noches.

    Un abrazo.
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  4. Como un perro lamer y curar. Suturar. Cuidar así.

    Muy bueno...

    ResponderEliminar
  5. amo observar el funambulismo.
    Me parece una metáfora de la vida.

    un gran abrazo

    ResponderEliminar
  6. lameremos nuestras heridas y siempre, mientras llega el tiempo de luz

    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. siempre será y habrá tiempo de luz. asi debe ser.

    ResponderEliminar
  8. tiempos de luz y tiempos de tiniblas, el gran teatro del mundo abarca todo... pero llegarán amaneceres radiantes para tí.

    ResponderEliminar
  9. Ya tarda ese tiempo de luz. Se me va a desgastar la lengua, de tanto lamerme las heridas. No me gusta el sabor de la sangre.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  10. ZenyZero,
    lo cuentas como un precioso cuento infantil de hadas, pero es cierto la luz oscurece la oscuridad, la hace desaparecer.
    Muchas gracias por todo
    y un abrazo.


    Stalker,
    ... y luego si estás solo, lamerte, curarte, suturarte, cuidarte...
    te agradezco el comentario.


    Fero,
    ... sí, metáfora de los que viven en el mismo filo de la vida, esos son, seguro que en algún momento de tu vida has estado en ese borde, en ese corte hacia el vacío.
    Un abrazo.


    ana sáenz,
    las nuestras, y las ajenas muchas veces también.


    Voltios,
    hay tiempo de todo, la luna y el sol, el día y la noche...


    Lebasi,
    no entro a leerte por la puerta que he de traspasar, y es una tontería..., pero es una tontería esto de las puertas, no veo nada que pueda molestar en tu blog.
    No me impporta que los amaneceres sean radiantes, pero sí agradezco que tengan luz, o que en la oscuridad el tacto funcione.



    Sara,
    ya..., pero también hay heridas sin sangre, heridas secas, cerradas en falso.
    besicos.

    ResponderEliminar
  11. Es un texto... brutal. Lleno de ritmos distintos, de voces y mensajes. Me ha encantado.

    Habrá luz. Es sí, sin desestimar los lamidos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Lola,
    muchas gracias,
    un abrazo.

    ResponderEliminar