9.11.09

Territorio

Y el mundo fue un mundo colorado como rojo de carnaval
y el mundo fue un mundo encarnado rojo de carne ensangrentada
y el mundo fue grande como un gran lago de sangre
y se volvió granate a través de mi ojo que no era el ojo del mundo
y se volvió azul a través de la ausencia de ojos
y se volvió luz
y volvió
volvió envuelto en mi voz

cerrar

reiniciar.

14 comentarios:

  1. alfaro, me gusta mucho lo que escribes, mucho más que lo que veo en algunos otros bogs

    ResponderEliminar
  2. huir,
    eres muy amable, cada blog es un mundo, me alegra que te guste esta ciudad.

    ResponderEliminar
  3. Alfaro, me encanta el final, cerrar... reiniciar.

    Es sorprendente.

    Me gusta cuando dices, y se volcio azul a traves de la ausencia de ojos y se volvio luz...

    Muy bonito! Un abrazo muchachita!!

    ResponderEliminar
  4. que quieres qué te diga alfaro qué no te dijesen ya, este territorio tuyo es muy bélico, muy carmesí, pero con la esperanza del reinicio.

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo áquel lápiz de dos colores: por un lado azul, por el otro rojo. A veces me gustaría tener uno otra vez, para señalar los momentos sangrientos de los momentos sin vida, palidez entre las sombras azules.

    Menos mal que si, que en este mundo virtual se puede "cerrar" y "reiniciar", ¡ventajas de la virtualidad!

    Un gran abrazo,
    Montse.

    ResponderEliminar
  6. y tu voz hizo un tornasol de luz

    saludos

    ResponderEliminar
  7. Amiga, no será que se estropeó alguna "tripa" del ordenador...

    Y sucede que entonces pueden fallar los colores.

    Pero reinicias, rezas una novena, y "mano de Santo"

    Je,je,je

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  8. Lo cual confirma la teoría de que cada ojo configura su propia realidad.. un rojo encarnado puede pasar a ser un azul de esperanza..reenviar

    ResponderEliminar
  9. Y entonces sopló el viento, y sonaron los truenos, y dejaron ciegos los relámpagos y llovió, durantes cien días y cien noches...
    para lavar la sangre, para volver a nacer, para intentar la PAZ, de nuevo siempre!

    ResponderEliminar
  10. Calipso,
    sí, eso me parece a veces el mundo, de la máxima crueldad a la mayor felicadad, un mundo de contrastes.
    Un abrazo.



    lebasi,
    sí, concluir y volver a...
    he dejado de visitar tu blog por la puerta que he de traspasar.
    Un abrazo.



    voltios,
    el mundo es muy guerrero, y bang bang...



    M.J.Juárez,
    y mejor son los de cuatro, el rojo, el negro, el azul y el verde.
    Ya, ya, cerrar... cerrar, guerras, crueldades varias... y abrir y oh, todo azul y verde y amarillo...
    Un abrazo.



    AnaSáenz,
    muchas gracias por esa mirada.
    Un abrazo.



    Antiqva,
    ¿rezar yo una novena? 9 días rezando, jaja...si valiera cantar...
    Un abrazo.


    Ico,
    ya lo escribió un poeta asturiano, que todo depende del color del cristal con que se mira.



    Malvada Bruja del Norte,
    sí Paz, bonito cuento tal y como lo cuentas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Todo lo que ven tus ojos
    Un hombre verde
    un mundo rojo
    un bosque mundo

    y si reiniciar no fuera suficiente?

    ResponderEliminar
  12. Un mundo según cada mirada.

    besos

    ResponderEliminar
  13. Olvido,
    es verdad, lo que ven mis ojos...
    Luego de reiniciar viene el hibernar y el cataclismo total es el apagar.



    Luna,
    un mundo..., varios mundos..., muchos mundos.
    Un beso.

    ResponderEliminar