22.11.09

Oh, fanfarria

Escribid, muditos, escribid.
¿Ya no tenéis nada interesante que contar? Siempre hay algo.

Escribid.
¿Ya no se os ocurre nada?
Oh, fanfarria atroz el día que no vacilo, dijo aquel poeta, cuando fue joven. Cuando era. Antes de rumores insanos para cualquier biografía. También cuentan que los biógrafos quisieron darle de comer, a él, al maldito, para no emborronar tanta belleza de por sí maldita, incluso alguno estuvo dispuesto a oscurecerse con él, antes de embarcarse él, el poeta, que ya veis cómo cuentan que acabó. Mudito, mudito. Oh, cuánto te he amado, poeta.

Diccionarios llenos de palabras, la vida llena de horas, rápidas cayendo como cataratas, y lentas como las tortugas más lentas del planeta, ¿no tenéis nada que escribir? Pero si desde que te levantas el río de las palabras no para.
Oh, el color del rastro del río.

Oh, muditos, escribid. Hay una pantalla blanca esperando, y al otro lado ojos, ojos, ojos, para leeros. Tantas miradas y tantas mirándonos, desde el silencio del poeta.
Después de todo resultó ser un poeta coloquial, un poeta fanfarrón, musical y musicado, ruidoso y estridente.Este fue otro. No recogido por biógrafos insignes aún.

8 comentarios:

  1. Amiga, es cosa sabida, cuando Antiqva no sabe que contar, siempre sale con algun disparate...

    Mejor callar a veces.

    Un abrazo, Alfaro (bueno, dos, que antes puse otro mas abajo)

    ResponderEliminar
  2. Me gusta todo, pero el último párrafo, es super. En mi opión; para hacer algo bien nada hay como la práctica.

    Arrumaco hogareño, afuera la lluvia y el viento, torturan al transeunte.

    ResponderEliminar
  3. Te noto resentida hoy.
    Hay gente que habla y no dice nada: mudos. También hay poetas que no dicen nada: mudos.

    ¿Pero quién dijo que podíamos juzgar? No seré yo quien juzgue la los mudos, tan sabihondos ellos, ni seré biógrafo de nadie, excepto de un mí cualquiera.

    Atahualpa Yupanqui hablaba de ciegos...: "De tanto mirar la luna/ Ya nada sabes mirar/ ...Eres como pobre ciego que no sabe a donde va"

    Un abrazo.
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, me quedo sin entender nada. Pero si que comprendo que si te expresas así, será porque algo enciende el dolor.

    Háblanos de ese poeta no recogido por biógrafos insignes, estaré encantada de conocerle, de leerle.

    Un abrazo,
    Montse.

    ResponderEliminar
  5. Te leo y le voy cogiendo el gusto.

    Abrazos!

    Gio.

    ResponderEliminar
  6. Antiqva,
    es cosa generalizda que a todos pasa y nos quedamos callados,
    gracias, y un abrazo.



    Begoña leonardo,
    espero que nos avises en general o en privado para el paseo votado de poetízarte.
    Un abrazo.



    ZenyZero,
    no estoy resentida, me lo he pasado muy bien escribiendo eso, que por fortuna lo escribí por la mañana, que la tarde ya fue otra cosa.
    Yo a veces también estoy muda y no escribo.
    En el fondo es una invitación a que escribáis.
    y claro, no iba a escribir: escribid, malditos , esribid.
    Un abrazo.


    MGJuárez,
    no, no, no hay dolor.Bueno, en la vida, hay dolor, pero no en este poema, que no deja de ser una ironía, imitando-ironizando un ppoco la biografía de un poeta francés, y por supuesto mezcla de datos reales y falsos.
    Siempre hay alguna base real ero luego la imaginación va transformando...
    UN abrazo.


    Giovanni-Collazos,
    pue, que algría me das, muchas gracias.
    Yo también te leo, y muy atentamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. A mí me ha encantado esta fanfarria poetil, vaya si es una exhortación a darle al pico o a la pluma.

    ¿Existe el poeta fanfarrón al que los biógrafos aún no han echado el ojo?

    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Isabel,
    sí, exacto, es que a veces no escribís nada, pero qué hacéis, dónde dejáis las palabras?(y te miro, eh?, te miro)
    Pero pasé de Rimbaud a un poeta imaginario, aunque seguro que lo habrá..., ¿hay algo que nos imaginemos que no exista fuera de nuestra imaginación?
    Un beso.

    ResponderEliminar