2.11.09

Noviembre 1

Si me paro a unir todo el tiempo perdido, horas como las de esta mañana, seguro que me daría para una vida otra aunque fuera breve, y llevar una vida paralela lela lela. El orange que se ralentiza, o troyanos y bufones corriendo por alejandrías a la deriva y despóticos unos con otros interrumpiendo conexiones invisibles y ya de por sí lentas.
Palabra heart o hear. Elegir siempre el corazón, aunque sea afligidamente anaranjado.
Que no sé inglés pero ego me queda con las canciones cantadas en el idioma del gran imperio, y juego con ellas desde la ignorancia, el sonido de la palabra y la música.
Palabra colapsada, no coment no coment por colapso. A veces por falta de tiempo y otras, como hoy, por colapso informático o de redes, no puedo responder a vuestros comentarios, y algún comentario habrá aparecido en otro blog, no es la primera vez que me sucede, será uno de mis muchos pasos perdidos, perdu el moi, como una nube de agua que cae en lugar equivocado, esta al menos no provocará riadas, quizá alguna risa quede perdida a medio gesto, así como una línea.

Y qué haré hoy hot hot con mis muertos. He decidido ir a ver a los vivos y dejar en paz y que descansen los muertos, cuánto frío, cuánto hielo, una mano sobre una mejilla helada antes de desaparecer entre las llamas frío frío, palmeras indianas y lluvia para el recuerdo. Voz sin rostro o rostro sin voz, así están quedándose mis muertos.

Elegir siempre el corazón aunque sea afligido, o algo así.

15 comentarios:

  1. Cuánto latido, ¡cuánto! Me parecía oirlo. Cuantas sonrisas -caricias cálidas-, elevas con esos juegos de palabras.

    Tienes una lectora que siempre anota su palabra de verificación a los comentarios, desde que la leo siempre me fijo más, y mira ahora, tendré que escribir mishoses... y me vino a la mente las milhojas (recuerdas?), o las mimosas (también suaves)... ¡oh!

    De corazón nanit!,
    Montse.

    ResponderEliminar
  2. jaja..., mishoses, milhojas, y qué me dices de misjosés, en el doble sentido de josé y de missssss, y las mimosas (mimoses en asturiano) amarillas con color de mimos, a ver si tengo tiempo a poner más comentarios, porque lo lejos que te puede llevar una palabra de bloger...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Siempre es bueno elegir el corazón sin importar el idioma.

    Saludos cardiológicos

    ResponderEliminar
  5. siempre el corazón alfaro, no eliges mal.

    abrazos voltios.

    ResponderEliminar
  6. ¡Uy! Cuántas cositas para comentar empiezo con el corazón:

    Elegir siempre el corazón y por el corazón, aunque después duela, aunque después pienses que eso te pasa por tonta...

    Y acabo con la vida y la muerte...Dicen que uno de los símbolos de civilización es el honrar a los muertos, preparlos con esos bellos ajuares funerarios que la historia nos ha legado...como la muñequita romana que apereció en un sepulcro... pero vivimos entre la vida, y es normal que aunque recuerdes a los que ya no están (para no olvidarlos, para que estén contigo), también compartas mientras puedes con los vivos.

    Profundo, tu post de hoy...

    ResponderEliminar
  7. Voltios,
    casi siempre he hecho eso... y no me arrepiento.
    Un abrazo.


    Malavada bruja del Norte,
    pues los romanos ya quedan un poco lejos, ya no habrá muñequitas sino cenizas al mar o al monte, yo a mis muertos los llevo conmigo,a ellos no hay que darles de beber ni de comer ni arroparles ni darles un mimo, ya se lo hemos dado todo, y ahora a seguir con los vivos, será que no me gusta ir a los cementerios...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Parece q has tenido un encantador momento de esos de darle un martillazo al ordenador...
    Si yo tuviera la posibilidad de una vida paralela, seguro q sería tan lela como ésta, así q pa qué.
    Mis muertos están conmigo, yo soy parte de ellos y ellos de mí; soy el jardín y el cementerio, no los siento hoy más q otro día cualquiera.
    Besicos para tí y una patada a tu ordenador.

    ResponderEliminar
  9. Noviembre 1, de la era del Viento:

    1/ Pienso o siento?

    Elijo siempre corazón, basta con decir eso.

    Y de los troyanos y las lejanas alejandrias, del tiempo que no pudo ser "optimizado" de la no rentabilidad de la batalla con el tiempo.

    Que decirte Alfaro, siente, y sigue escribiendo, yo seguire sintiendo y leyendo.
    Un abrazo preciosa.

    ResponderEliminar
  10. Roberto Loigar,
    mi comentario respuesta al tuyo es uno de los desaparecidos,

    el corazón tiene su propio idioma y lo entendemos todo, es el idioma de la risa, de la lágrima...
    Saludos.


    Sara,
    el jardín y el cementerio... eso me gusta, además hay cementerios que son auténticos jardines, los nuestros que son lápidas en las paredes no me gustan nada,
    Besos.



    Calipso,
    ¿la era del viento? ay, pues me encanta el viento, por una vez en la vida va a ser que estoy acorde con mi era, la temporal, que de las otras no cultivo.
    Un beso..

    ResponderEliminar
  11. Pues tu vida para-lela me gusta mucho, Alfaro. Y Noviembre, que me da igual que empiece en los cementerios, también me gusta. No-viembre. Una vez lo escribí así y me inventé signifiados para viembre. No sé si perdí el tiempo, pero me lo pasé bien. Y ahora me ha venido a la cabeza un poema de Roger Wolfe que dice:

    "Siéntate
    a la mesa.
    Bebe un vaso
    de agua. Saborea
    cada trago.
    Y piensa
    en todo el tiempo
    que has perdido.
    El que estás perdiendo.
    El tiempo
    que te queda por perder."

    Es que a veces está ahí para eso, para perderlo un poco, para perdernos nosotras en él.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  12. La magia de tu talento me entusiasma, los vivos somos lo importantes un día en el que recordar a los muertos... Elegir el sentir, siempre, elegir lo que nos emociona, siempre, lo conveniente es necesario pero sólo cuando hay que sobrevivir.

    Arrumacos en el 2 de Noviembre, día de las ánimas.

    ResponderEliminar
  13. (*,
    Y para qué queremos el tiempo si no es para perderlo viviendo?
    Un beso.


    Begoña leonardo,
    día de ánimas... de animarse querrás decir, qué irrespetuosa parezco con los muertos, pero no, es que esta temporada me ha dado por los vivos, estoy de oferta, que me dijo un día mi él.
    Estoy de oferta...jaja... dicho así.
    besos.

    ResponderEliminar
  14. Amiga, leyendo esta mañana cierto texto me encontre con eso de:

    "Vive la vida, ya que no moriras la muerte..."

    Lo decian "Los Textos de las Piramides"

    Uf, uf...

    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  15. Antiqva,
    qué sabias y dicharacheras eran las pirámides en esos textos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar