23.10.09

Publicidad

Durante unos días no sé si llego. Es por los caminos extraños, su aliento ha traspasado mi oído y se expande a mi encéfalo y me conmueve. Traspapelo mis letras en sus palabras. He visto un salto de caballo en el parque y un ángel desde el vientre de su madre lo miraba. Tengo su voz en mis ojos. Es la visión más completa de otros mundos.
(a pepe pereza)

15 comentarios:

  1. durante unos días no sé si llego...

    escribes esto alfaro en unos días en los que ando con el típico stress de no llegar a tiempo y o llegar mal a todas las cosas, el resto del párrafo con el salto del caballo y el ángel observador, es de una sensibilidad tremenda.

    ResponderEliminar
  2. Voltios,
    yo anduve superestresadísima, pero parece que voy cogiendo el ritmo, y ya soy el mismo estrés...
    ese ángel lo he visto gracias a la mirada de Pepe Pereza, yo no hablo nunca de ángeles, y de hacerlo sería exterminador.
    saludos.

    ResponderEliminar
  3. "Tengo su voz en mis ojos" ¡que belleza!


    Un abrazo. Que disfrutes el fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. A mí solamente me aburren...

    Saludos y un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Amiga, me tienes conmovido y emocionado. Lo dices todo tan bonito.
    Mil millones de besos, toda mi amistad e infinita gratitud.

    ResponderEliminar
  6. Me derrito ante tus palabras surcando atardeceres
    columpiándome en la serena tarde donde un crepúsculo prematuro presagia ángeles y demonios...
    Mi voz cabalga por tu tiempo y arroja llamaradas de esperanza.

    Arrumacos.

    ResponderEliminar
  7. si ha visto un salto de caballo en el parque ha podido descansar

    besos

    ResponderEliminar
  8. Cristina,

    La sonrisa de Hiperión,

    Pepe Pereza,

    Begoña Leonardo.

    AnaSaénz
    (¿sabes que tengo una amiga que se llama y se apellida como tú?)


    gracias por vuestra visita y por vuestars palabras,
    abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Cómo será tener un ángel creciendo dentro?
    Besicos.

    ResponderEliminar
  10. Traspapelo mis letras en sus palabras, y se expande su vision en mis ojos, me conmueve tu angel, el salto de caballo que viste en el parque.

    Me encanta Alfaro, yo tampoco llego a tiempo, o si llego, no lo tengo tan claro dentro de esta espiral de prisas y no se que mas. Pero te leo, y me llega la tranquilidad en oleadas, el sosiego enredando en el pelo, y las sonrisas que prometen regresar.

    Un abrazo muchachita.

    ResponderEliminar
  11. Un recuerdo para tu valerosa ciudad, Alfaro, la que sí tiene nombre, en este aniversario.
    Todavía me emociona ver a esos hombres que filmaron desfilando por el patio de la prisión con una banda de duelo negra en el brazo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Sara:(de verdad que no lo sé),
    Calipso,
    bel,
    gracias por vuestra visista y vuestras palabras,
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Qué casualidad lo de tu amiga!

    saludos

    ResponderEliminar
  14. ´"He visto un salto de caballo en el parque y un ángel desde el vientre de su madre lo miraba. Tengo su voz en mis ojos. Es la visión más completa de otros mundos."

    ¡¡BELLÍSIMO!!

    ResponderEliminar
  15. Alfaro, perdona el aluvión, perdona que tenga que hacerlo así de un tirón hasta llegar a un punto en el que se me agotan las palabras y vuelvo a la lectura silenciosa.
    En mis últimas palabras de hoy quiero darte las gracias por todos tus alientos (que siento y recibo agradecida), por tus palabras-ojos, tus silencios-oídos, por tu maravillosa poesía.

    Un fuerte abrazo, hasta que me anime a abrir sin miedo todos esos cajones.

    ResponderEliminar