9.10.09

Muro circular

Vio una flecha dibujada sobre el muro y siguió la dirección de la flecha.
Divisó un círculo, se acercó, observó las caras que lo formaban. Se alejó del círculo.
Oyó una canción, tapó los oídos con las manos. Cerró los ojos y descubrió el negro más absoluto y sobre el negro escribió.

Escribió sobre negro y escuchó música que la llevó hacia figuras que formaban un círculo. Sobre las figuras del círculo dibujó un corazón y siguió caminando en paralelo al muro.
(Para Ana R. 'inuit')


4 comentarios:

  1. Siempre hy una dirección que tomar.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Seguir la dirección, no siempre es buena idea, pero esta vez me gusta el resultado.

    Arrumacos con jamón... la merienda.

    ResponderEliminar
  3. Escribe desde el profundis de sí mismo, sin ruidos, sin imágenes, sólo corazón...

    ResponderEliminar
  4. Luna,
    el ir sin rumbo ya debe de ser dirección...
    Un beso.



    Begoña leonardo.
    a saber por qué casi siempre seguimos las flechas, para salir de un edificio por ejemplo...
    un beso.


    Ico,
    tú has ido al centro del círculo, y me ha encantado esa vista de la imagen final.
    Un beso.

    ResponderEliminar