2.10.09

Lo nocturno

No hay brujas, pero tú has leído muchos cuentos de brujas, buenas y malas, brujas ardiendo en las hogueras, brujas que no eran brujas, brujas tan tontas como hadas. Te rodeas de brujas de colores. Yo elijo la más perversa para contarnos cuentos antes de ir a dormir, para que no se nos idiotice la mirada.

15 comentarios:

  1. A mí las brujas siempre me cayeron bien. Han estado ahí -que yo sepa- hasta donde llega mi infinito genético. Bruxas, fadiñas...

    Están y no están. Cousas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Anda que no hay brujas...

    Algunas hasta estupendas, rojas y de lo más inconstantes...

    ResponderEliminar
  3. Con tu permiso, eres bruja, porque hace hechizos con palabras, pócimas con las que nos apresas víctimas de tus encantamientos, por unos instantes que durarán toda la eternidad.

    Arrumacos.

    ResponderEliminar
  4. Codorníu,
    ...y meigas, a mí también me caen bien, como personajes, las brujas de los cuentos siempre eran malas.
    Un beso.



    Brujaroja,
    por esta ciudad pasean dos brujas maravillosas,nada que ver con las de los cuentos.
    Un beso.



    Begoña,
    jaja... qué bien te ha quedado, ay!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Te rodeas de brujas de colores, brujas de todas condiciones, brujas buenas y malas, brujas que no saben que son brujas, brujas que son hadas, me encanta Alfaro, me ha gustado mucho tu post.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. me han encantado estas últimas entradas, muy dulces
    abrazo

    ResponderEliminar
  7. Yo también leo a brujas que hacen que no se nos idiotice la mirada. Las elijo por encima incluso de las hadas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Las brujas comenzaron a ser malas y perseguidas cuando su poder como autoridades (por sabias y conocedoras de la naturaleza, por saber sanar, por conocer la tierra y las plantas y las nubes y los animales) chocó con el fanatismo religioso, temeroso de no poder liderar las mentes de la gente sencilla. Así se convirtieron en amantes del maligno, comedoras de niños y otras mentiras.
    Yo soy bastante bruja, y me encanta.
    Besicos embrujados.

    ResponderEliminar
  9. Y además son unas cachondas, cuando el resto de mujeres andaban a la pata coja haciéndose las modositas, ellas se montaban unos jolgorios en el campo que ya quisiéramos algunas. Y solitas. A lo sumo un macho cabrío para darle color al aquelarre, jajaja

    Pero mira que ha sido el mundo injusto, carajo, hasta nos quisieron negar la noche.

    Besotes desde la escoba

    (son geniales los palabros que salen en la verificación. Exuxo, que suena a pócima con lagarto o al encantamiento de un capullo)

    ResponderEliminar
  10. Calipso,
    pues, busca en ti algo de bruja...del tipo de bruja que más te guste, seguro que hallas.
    Un abrazo.



    Velpister,
    gracias, me alegra que te guste, me gustan tus ojos, cómo miran o leen tus ojos.
    Un abrazo



    fusa,
    que no se nos idiotice la mirada nunca, fusa, nunca.
    Un beso.



    Sara,
    sí, tropezaron con la iglesia, su saber, su ansia de ignorncia para el resto de mroatles, su ansia de poder, de dominarlo todo a su antojo, y ellas se les escapaban por donde ellos no querían.
    Un beso.



    Isabel chiara,
    nos negaron la noche, la luz de la noche, la luz del día, y lo cubrieron todo de llamas y de dolor, y en él seguimos.
    Sí, esto d elos palabros es demasiado.
    pócima con lagarto o encantamiento de un capullo...exuxo
    y en asturiano existe ixuxú.Cuánta x.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Las brujas realmente son hadas, hadas que se han sentido despreciadas y humilladas...

    Pero no dejan de ser mujeres sabias, exceptuando a Aramís Fuster...que va de gothic lolita...

    Haberlas haylas y quizás donde menos nos las esperemos!

    ResponderEliminar
  12. Yo quiero ser un brujooooooooo y as er posible con escoba! jajaja

    Saludos y un besazo!

    ResponderEliminar
  13. Angie,
    gracias por tu visita y tu comentario,
    la verdad es que escribí la palabra bruja como un personaje literario, al principio, luego recordé a las brujas quemadas por los inquisidores...,
    no sé si las hay, no conocí a niguna ni la conozco, aunque dicen que haberlas haylas,
    Bienvenida a la ciudad.




    La sonrisa de Hiperión,
    pues lo tienes fácil, escobas sí que las hay, vamos si es por eso, pasa por mi casa y te la llevas,
    jaja...
    saludos.

    ResponderEliminar
  14. con la mirada aún idiotizada, me envuelvo de la magia de tu brujería.

    ResponderEliminar
  15. lebasi,
    gracias por la visita y tu comentario,
    no sé cómo se ve la ciudad desde afuera peropuedes coger y envolverte con cuanto hay.

    ResponderEliminar