6.10.09

Allí

Al otro lado hay un muro
un silencio
un estanco
un lago con una casa que arde
un pantalán vacío de barcos
peces muertos
aguas contaminadas
grúas
donde hoy ha muerto un hombre joven
autobuses que te llevan y traen de la gran ciudad
un parque un bosque
un tejado rojo que cubre una casa vacía
adoquines esperando la ira

y al otro lado del muro
el último pájaro perdido
sobrevuela
sobre la sombra del ciprés

hace tiempo que no traspasas
los muros de la ciudad.

16 comentarios:

  1. me gusta, sobre todo por el final y por versos como un tejado rojo que cubre una casa vacía.

    voltios, angel.

    ResponderEliminar
  2. Cargadito de imágenes nostalgia, me gusta esa marena de ir colocando palabras, dándome la pista para que traspase los muros de la cuidad.

    Cariñitos.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me dicen mucho los dos últimos versos. Mejor dicho: ahí me dan de lleno en la manzana que sostengo sobre la cabeza.

    Reconozco que, en un primer momento (pensando en los verdes prados asturianos) lo interpreté todo desde fuera del muro: qué miope.

    Ahora, leyendo más despacio (soy un poco alocado) sé que lo veo (y lo leo) desde lugares comunes.

    Lo de "adoquines esperando la ira" ha terminado de matarme, que dirían mis amigas uruguayas.

    Un beso.
    (De lo mejor que te he leído)

    ResponderEliminar
  4. Los dos últimos versos, lejos de parecerme un reproche, me parecen una invitación a pasar los muros de la ciudad...
    Un abrazo, Alfaro.
    (La palabra de verificación es: rieras.)

    ResponderEliminar
  5. La Jungla de Asfalto es chunga, pero mas alla la cosa es todavia peor...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  6. Angel,
    aquí también hay algunos tejados grises, pero la casa a la que me refiero, donde anidan los pájaros y que ya está vacía es de tejado rojo.
    me alegra que te guste.
    Un abrazo.


    Begoña Leonardo,
    son cosas que hay en mi ciudad, y algunas en mí, como un lago.
    Un abrazo.



    Codorníu,
    espero que la ira no llegue, que nadie lance adoquines contra nada en esta ciudad..., que nunca sea necesario.
    Gracias.
    Un beso.


    fusa,
    pues, sí, a parte de una realidad...
    riera... ribera de río, rambla en catalán...qué bueno es esto de las palabras a veces, es como magia.
    besos.


    Antiqva,
    bueno algunos dicen que cualquier lugar es bueno...
    creo que vivo en el mejor de los mundos... y ya ves... hay de todo.
    Debe de ser uno de los días optimistas.
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Una pasada de poema, de verdad.
    Aunq no te vuelva loca, he dejado en mi casa algo para ti.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  8. Sara,
    gracias,
    y gracias por lo que me hayas dejado en el elixir, hacia allí voy.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Siempre hay algo al otro lado. Y desde allí piensan lo mismo.
    Buenas noches.Bs.

    ResponderEliminar
  10. Olvido,
    has escrito algo, no alguien,
    y si hubiese alguien por qué iba a pensar lo mismo?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Porque siempre se desea o se piensa en lo que no se tiene, en lo que podría ser de otra manera. Hablas de una casa pero yo hablo figuradamente.
    A los dos lados del muro si hubiera alguien, ambos pensarían qué hay al otro lado, siempre. La búsqueda y las preguntas son innatas, consustanciales a los humanos.
    Si sólo hubiera algo y no alguien, igualmente querríamos verlo porque el pensamiento no tiene fronteras. Una vez allí, quizá, sólo quizá, querríamos volver.
    A veces, es mejor no moverse, sólo imaginar. Porque al llegar pueda ser que tampoco sea lo que buscabas.
    Buen día

    ResponderEliminar
  12. Olvido,
    ayer escribí en un comentario a una entrada que hablaba de pasar la vida buscando..
    que primero se busca, luego se espera y luego ..., aún no lo sé y cuando lo sepa lo escribiré.
    quizá sea observar...ese mundo que está dentro de un mundo mayor, y que pueden ser pequeños mundo dentro de otro...
    El poema parte de lo concreto y real de la ciudad real, hasta traspasar el muro de la realidad, lo que ya imaginas, ese pájaro que sobrevuela y que es la metáfora que une lo real con lo imaginario, la metáfora pensamiento y vida,
    y todo esto para concluir que efectivamente todo está en la imaginación, todo está dentro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. gracias por tus videos gracias por todo que el mar te rode siemprei la muerte quede legana como el sol gracias por todo a begoña por presetarnos un dia con amor josechu

    ResponderEliminar
  14. josechu, no sé de nigún vídeo, creo que hay un error... te envío un email aparte.

    ResponderEliminar
  15. Me gustó mucho. Se pueden ver claramente las imágenes, y algunas resultan hipnóticas.

    ResponderEliminar
  16. Carminera,
    qué cosas..., alguien por error me habla de un vídeo y leo que tú ves las imágenes del texto escrito..., es maravillosa la cadena de coincidencias a veces.

    ResponderEliminar