23.9.09

Sobre el muro de la ciudad

Te haré sentir
te haré soñar
te haré escribir
te haré llorar
te haré morir

te haré
te haré

te haré nacer
te haré escribir

12 comentarios:

  1. Entre el hacer y el no-hacer (cosa imposible), está el wu-wei (hacer sin hacer), es decir, "hacer sin nadie que lo haga". Algo así como andar por la vida sin apenas rozar el suelo.

    Besos.
    (Tú sigue haciendo, no me hagas caso)

    ResponderEliminar
  2. A mí me haces todo eso sin pretenderlo. Imagino la intensidad si fuera premeditado.
    Un abrazo y gracias por estar siempre.

    Chuff!!

    ResponderEliminar
  3. Me haces bien, siempre me hace bien y me gusta refugiarme en tus letras, gracias.

    Arrumacos.

    ResponderEliminar
  4. Codorníu,
    me gusta el wu-wei, no lo conocía, ¿y eso cómo se hará?
    Un beso.


    ZenyZero,
    ojalá sueñes, ojalá escribas y ojalá nazcas muchas veces.
    Gracias a ti, no creas que me he olvidado de las polainas del grillo...
    Un beso.


    Begoña Leonardo,
    pues, nada, que estás en tu casa, espero que haya aire para tu voz.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Todo esos quehaceres tú los haces de maravilla, Alfaro, sobre todo uno con el que puedes conseguir todos los demás. Tal vez por esto aparece dos veces.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  6. Haznos hacer, Alfaro. Y que no quede nada que escribir, llorar ni morir ni nacer. Que no quede. De momento, ya ves, has conseguido lo primero.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. (*
    muchas gracias, Luna,
    un beso.



    fusa,
    Y que no quede nada
    ni llorar
    ni morir
    ni nacer

    ¿esto sería desnacer?
    Me gustaría desnacer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Silenciosa pero no por ello ausente, hoy vengo a nutrirme de tus palabras y a dejarte besos desde mi alma presente.

    Gracias Alfaro, gracias por estar.

    ResponderEliminar
  10. Jorge Lemoine y Bosshardt,
    he leído todos tus comentarios, absolutmente todos, y hasta he ido a los enlaces.
    Es la primera vez que he tenido que suprimir las palabras de los otros, pero no puedo dejar aquí insultos hacia una tercera persona,
    puedes ir a su blog y dejárselos a él pero no los dejes aquí,
    no somos la misma persona,
    no suelo escribirle,
    todas las personas tienen mi respeto, incluso las que insultan
    Si vuelves a pasar por esta ciudad, los insultos en sus extramuros.
    Un abrazo.



    más de mi que de lirio,
    pues ahora mismo me voy a tu casa, de puerta a puerta, a ver si estás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Ni que decir tiene que lo conseguiste conmigo, lo pretendieras o no, porque siempre estás tus versos por encima de cada muro que construyo.

    Eres increíble, querida Alfaro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. pues sobre los muros escribe...
    un abrazo.

    ResponderEliminar