2.9.09

De ser palabra

La palabra, además de significante y significado, es batiente de ventana. La abro y te veo. La abro y te oigo. La abro y espero. Palabra volcán, risa, o trampa. Palabra puente o tobogán, pasadizo secreto en medio de la ventana. La cierro y me quedo a ciegas en medio de un cuerpo. La cierro y solo me miro, camino de venas y arterias, médula oscura entre un laberinto de huesos. La ciego y quedan las tres luces del semáforo sobre el asfalto. La palabra corte, suspensión de voz en voz, sonido, ritmo. La palabra cabeza en mi mano como una manzana, la palabra mano en la mano con la manzana sobre ella en el borde de la ventana abierta, y el elefante gris frente a mí en ese campo inmenso sin una flor.
(Para Eloísa Otero)

17 comentarios:

  1. El laberinto de la meta-palabra es cruzar la meta y, además, quedarse en la puerta.

    Palabra en mano,
    mano en la palabra

    Palabra de honor,
    el honor de la palabra.

    Besos, hechos Times New Roman. New Besos hechos Times.

    ResponderEliminar
  2. Amiga, si existe algun sitio en el que las gentes no somos sino palabras es aqui, en esta cosa de Internet...

    Somos pura palabra...

    Bueno, y algunos tambien estamos transtornados con las imagenes.

    Recibe un fuerte abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  3. Qué gracia, el hombre de traje gris me trajo una manzana y luego aparece la palabra cabeza como una manzana. Sin palabras grises o de colores no somos. Tampoco el elefante (que suena a elegante) puede vivir sin la palabra, cómo lo nombraríamos?.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Mis palabras favoritas, siempre, siempre, las tuyas. Sin duda.
    mil besazos

    ResponderEliminar
  5. Ah! las palabras... parece que nos preocupan, son acaso el todo?, sentimos por ellas? o son ellas las que nos hacen sentir?

    ResponderEliminar
  6. Siempre buscando palabras, las mejores, las que deslumbren, las que agonicen, las preferidas, las pupilas deseosas de agradar...

    Una que me encanta te la regalo, ARRUMACO.

    ResponderEliminar
  7. Madeja de palabras,
    ¡...!
    vaya las palabras que has tejido.
    Un abrazo muy grande hasta tu Sur, seguro que te llega.


    Antiqva,
    sí, es verdad, aquí solo somos palabra. Imágenes, no todos, pero algunos sí que lo sois.
    Un abrazo.


    Isabel,
    el hombre del traje gris es una imagen muy visual, no lleva manzana, no le veo la cabeza, es una imagen de movimineto muy rápido, como si se cayera, tampoco le veo la cabeza, pero sí se la veo al perro negro, inconscientemente lo has unido al texto de las palabras.
    Al elefante me quedo mirándolo porque es fuerte, grande, con grandes orejas, con sus dos colmillos...
    y ahora con este nuevo texto-contexto que me has escrito...,tengo que pensármelo.
    Un beso.



    pepe pereza,
    yo te digo lo mismo pero a la inversa o sea de mí hacia ti con tus cuentos.
    otros mil besazos.



    Olvido,
    preocupan cuando no las encuentras, cuando no sabes en qué campo semántico encontrarlas, o cuando no te suenan con el tono que en ese momento necesitas.
    Un abrazo.



    Begoña Leonardo,
    ...las que iluminen, las que te lleven como el hilo de Ariadna...

    Por ejemplo "arrumaco", me lleva a la infancia, a un abuelo dando la mano a un niño y la otra mano a una niña, el niño lleva un globo en una de sus manos y la niña mira con tristeza como si supiera cuanto estaba por llegar.

    A mí este verano me gustan dos palabras: nube y agua.

    Gracias.
    Un arrumaco.

    ResponderEliminar
  8. no imaginas como admiro tus palabras.

    un abrazo alfaro.

    ResponderEliminar
  9. Fero,
    muchas gracias,
    yo también admiro toda tu obra, si digo palabras me quedaría corta, dónde pondría tu león sabio...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Te he visto a ti Guillermo Tell con la palabra manzana en la cabeza de ese elefante realidad y acertas atinademente en el mismo centro.

    ResponderEliminar
  11. Ico,
    si con equilibrio tengo la palabra, manzana en este caso, en la mano, no en la cabeza, pero podría ponerla sin esfuerzo de donde ha salido, en su exterior, sobre la cabeza, y con equilibrio nombrarla y minimizar ventana y verme en este elefante que me mira.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Cómo me gustan las palabras... tus palabras.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  13. Bonitia dialéctica de la palabra.

    Si no lo ha leído, le recomiendo que lea "El arco y la lira", de Octavio Paz.

    Salú pue.

    ResponderEliminar
  14. A veces mastico las palabras.
    Me dejan un sabor a letras que cocino en mis pensamientos...

    Más o menos, o todo lo contrario.


    Saludos descafeinado, palabras que sí.

    ResponderEliminar
  15. Sara,
    quá amable muchas gracias,
    tus palabras, las tuyas, las que tú escribes, las de tu propia creación, también me gustan.
    Un beso




    Johan Bush Walls,
    sí he leído "El arco y la lira", hace tiempo, pero he tenido que ir a Google a recordar...
    gracias.
    Salud.


    Robërto Loigar,
    creo que la sopa de letras está muy bien, mismamente en esta ciudad hay unos soperos linkeados que son divinos.
    Saludos de cefé cafeinado, nodescafeinado.

    ResponderEliminar
  16. Ya me estremecí al leer el título de esta entrada, ya pensé antes de venir que sería una especie de vapuleo. Y no sólo fue así, sino que la palabra se hizo palabra de verdad, con todos sus fonemas resonando y riendo. Todas tus palabras son perfectas.
    Nunca he podido dejar de ser palabra, Alfaro, pero no me lo creía.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  17. gloria,
    todas las palabras son perfectas, también las tuyas lo son.
    Sigue siendo lo que eres, es perfecto.
    Un beso.

    ResponderEliminar