1.9.09

Dónde queda tu nombre

Del verano me gusta que no miro tanto el reloj. Pero lo que más me gusta son estos días que me dicen que el verano se acaba y que llega el otoño. Todo vuelve a ser como antes. No es verdad. Nunca nada vuelve a ser como antes. Todos los otoños son distintos en algún lugar.
Han cerrado algunos blogs. Alguno ha desaparecido para siempre, aún conservo el nombre en los enlaces. Otros espero que vuelvan. También hay blogs nuevos.
En mi ciudad real hay mareonas, en el mar, gracias a ellas alguna playa recupera parte de la arena perdida.
Voy a la ría, al mar y a La Perla. Es como decir voy a la vida y voy a no sé qué lugar de no sé qué tiempo.
Me gusta este elefante que atraviesa un campo inmenso y me mira.

12 comentarios:

  1. Yo ruego otoño.

    (Si fuera con mar, mejor...aún así, me acomodo al otoño de mi urbe).

    Le doy vueltas, Sea Urchin.

    Siento que tengo que irme.

    Me come el desvelo.

    Sabrás, como siempre.

    Serás testigo del caer de la moneda.

    (Imaginé un elefante super gracioso...con pinchitos de goma...soy niña).

    Un beso, un abrazo...

    ResponderEliminar
  2. Que la moneda caiga bien,
    que el tiempo se detenga antes de apurar el paso y la mejor nube de otoño firme tus días,
    Lena, ya sabía yo que tú no habías dejado de ser niña todavía.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo, q adoro el otoño, este año me apena q termine el verano...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. El cambio de estación renueva la vida, no hay duda, la naturaleza inquieta se muda el pellejo para nosotros, para que la oigamos y no la perdamos de vista. Este verano ha gritado. Quizás se temple hasta nuevo aviso.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. En catalan, el otoño tiene otro nombreque me gusta muchíssimo más: primavera d'hivern.

    ResponderEliminar
  6. Sara,
    podrás decir que has tenido un buen verano.
    Un beso.


    Isabel chiara
    pues ya será para el próximo, el que venga templado.
    Un beso.


    vidapervida,
    suena bien en catalán, pero demasiado suave, me gusta esta ñ del otoño, ese simbolito tan hispano en otoño es una hoja cayendo...
    ¿a que no te habías dado cuenta?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Nunca nada vuelve a ser como antes. Y sin embargo no lo vemos así en general. Ojalá viésemos todo con ojos nuevos. Pero siempre vence la mente que sólo ve rutinas. Ésa mente que mira y sólo ve fotos que ya están dentro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Amiga, eso de los blogs que "se esfuman" es algo que siempre me duele...

    Conoce uno gente maravillosa y un buen dia "ZAS"... Se acabo...

    Me imagino que terminaremos creando otra COSTRA mas, para que eso no nos duela tanto...

    Por aqui, sin ir mas lejos, se pasaban algunas personas (que tambien iban por mi rincon) y que se esfumaron...

    La verdad es que me produce una pena inmensa... Seran cosas de la edad, o de los otoños, o de que uno esta un poco chiflado... Quien sabe.

    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  9. Ay, amiga, pero si yo iba a decir otra cosa, y se me olvido con lo de las COSTRAS...

    Iba a decir, que ya quisiera uno ser ese elefante que atraviesa un campo inmenso y te mira...

    Adios, adios... Otro abrazo

    ResponderEliminar
  10. Codorníu,
    claro, nadie se baña dos veces en el mismo río, y sin embargo el río sigue ahí, los que nos vamos somos nosotros, nosotros los que cambiamos.
    Un beso.


    Antiqva,
    pues si vieras el elefante que tengo de fondo de escritorio..., si quieres te lo envío, aunque tú seguro que me dirás si fuera un elefante gatuno...
    Sí, la gente se va sin decir ni adiós..., así de repente, en fin por algún otro lado nos encontraremos, pienso yo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ya casi huele a otoño y estoy deseando poder recibirlo como se merece, abierta a todo lo que tenga que contarme en todas vuestras casas.
    Echaba de menos decirte lo mucho que me gusta tu ciudad, Alfaro, siempre, también en otoño.

    Besos de nuevo.

    (creo que podré seguir un poco más)

    ResponderEliminar
  12. gloria,
    bienvenida siempre a esta ciudad, yo te leo siempre.
    Espero que sigas no un poco, sino mucho, bueno, cuanto puedas.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar